Unión continúa su puesta a punto para encarar un partido trascendental el próximo lunes, a partir de las 19, cuando reciba a Talleres de Córdoba en el estadio 15 de Abril.

Desde el empate en Tucumán, la premisa del propio Madelón pasó por intentar tener a la mayoría de sus titulares, algunos de ellos que debieron resignar titularidad en el Jardín de la República como Nelson Acevedo y Lucas Gamba.

Tanto el volante como el delantero, si bien pudieron ingresar en la parte complementaria, arrastraban distintas dolencias que pudieron dejar en el camino, al menos en los entrenamientos de esta semana, para llegar de la mejor manera al cotejo contra los cordobeses.

Otro de los temas a develar en estos días es si puede recuperarse el golero uruguayo Matías Castro, quien se perdió las últimas presentaciones y es difícil tal vez que llegue en condiciones de ser tenido en cuenta por el cuerpo técnico.

LEER MÁS: La gran apuesta de Spahn en la recta final de la Superliga

Asimismo, por segundo día consecutivo, el delantero Franco Soldano se entrenó de manera diferenciada por arrastrar una molestia en uno de los isquiotibiales. Aún quedan por delante casi cuatro días para encarar el cotejo ante la T, con lo cual reina el optimismo respecto a su presencia en el penúltimo partido como local que tendrán los rojiblancos.

Con sus 10 goles en la Superliga, el delantero se convirtió en un futbolista insustituible en el elenco titular, más aún formando una de las mejores duplas con Lucas Gamba.

Lo que está claro es que mientras uno (Gamba) intenta recuperarse y llegar entero al cierre de la Superliga, otro (Soldano) intenta dejar en el camino las consecuencias de un trajín importante, donde el permanecer casi todos los partidos dentro de la cancha en una competencia exigente puede terminar pasándole factura.