Unión llegó al partido ante San Lorenzo con la posibilidad de quedar como escolta del líder Rosario Central, en la antesala del Clásico Santafesino del próximo domingo 2 de septiembre en el Brigadier López.

Sin embargo, el Ciclón golpeó primero con un tanto de Nicolás Reniero, y luego de desperdiciar un penal por intermedio de Rodrigo Gómez (se lo atajó Nicolás Navarro), llegó a la igualdad de manera agónica por intermedio de Franco Fragapane.

Luego del cotejo, Leonardo Madelón brindó la habitual conferencia de prensa, donde comenzó haciendo un análisis de los 90 minutos ante el conjunto de Boedo y reflexionó: "El gol trajo justicia, porque San Lorenzo es un equipo difícil que se repliega y sale rápido, como ocurrió en el gol de ellos. Sabíamos de eso. Empatamos contra un equipo grande y que tiene buenos jugadores. Me deja tranquilo la paciencia y la seguridad que tiene el equipo, porque sabe que en algún momento lo puede empatar o ganar. El penal de Droopy Gómez estuvo muy bien pateado, entró muy bien, los cambios estuvieron muy bien. Ahora trataremos de acomodar el equipo".

LEER MÁS: Los puntajes del agónico empate de Unión ante el Ciclón

Mientras que luego, destacó: "Nosotros mañana (por este martes) realizaremos fútbol por la tarde, ante San Francisco, abierto para la prensa, con todos los suplentes, más los que quedaron afuera del plantel y algunos chicos. Pensando en el partido del domingo, que es nuestro partido y el de la gente. Hoy (por este lunes) jugamos como una final, sin pensar en la semana que viene. Así lo demostró el equipo, hablaron los jugadores, algunos emocionados con la actitud que pusieron. Habló Bottinelli y dijo que lo emociona ver cómo un equipo mete tanto hasta el final, aún sabiendo que el resultado era negativo. Eso es saludable para el cuerpo técnico".

En cuanto a la superioridad que mostró el equipo ante el Ciclón, manifestó: "Con lo que hizo Unión, por más que hubiésemos perdido me iba tranquilo. Me hubiese dolido perder la localía, somos muy fuertes en casa. Hablé con los chicos de San Lorenzo y me dijeron que somos un equipo difícil, con una cancha difícil. Eso nos enorgullese a nosotros y a la gente. Los cambios entraron bien, Bruno (Pittón) ingresó para hacernos ancho, el Droopy (Gómez) para aprovechar su pegada, y Andrada es un chico de buen pie. Todos son importantes, incluso los que están afuera".

Sobre lo que lo deja más preocupado, indicó: "Cuando un equipo termina jugando bien, lo que me preocupa es que estemos concentrados para el próximo partido, que no haya lesiones. Siempre hay que cuidar las cosas buenas y mejorar las que hagan falta. Me preocupa que tiramos un corner a favor y terminó en gol de San Lorenzo. Eso lo queremos llevar para el lado de la experiencia y que no nos pase más".

Se le preguntó sin Rodrigo Gómez era el encargado de patear los penales, y tiró: "A los penales los patea Franco (Soldano) por naturaleza, había entrado bien, estaba con confianza, le hicieron a él la infracción. Venía de patear y de meterla en Copa Argentina y ahora se lo tapó muy bien Navarro".

Del futuro de Franco Soldano, contó: "Será lo que deba ser y por medios naturales. Es una pregunta para la dirigencia, no puedo manejar el destino de un jugador. Si pido que no se vaya, que lo dejen y después no tiene un buen final en su carrera me quedará un cargo de conciencia. Siempre que quieran a un jugador de Unión me enorgullece muchísimo. Está preparado y contento en Unión, hoy podría haber metido uno o dos goles. Estoy tranquilo de tenerlo pero por las dudas preparamos a los demás".

LEER MÁS: Unión logró un agónico empate ante San Lorenzo y estiró su invicto en el 15 de Abril

También se le preguntó qué es lo que más lo enorgullece de su equipo y respondió: "Pedí silencio y les dije que nunca me pasó esto. Tengo que reconocer que estoy emocionado porque nunca vi tanta energía junta en una cancha, en adversidad ante un equipo grande. Fuimos con toda la vergüenza del mundo. El equipo se ganó el aplauso, y demuestra lo unido que está como equipo".

Y volvió al Clásico: "Me deja tranquilo cómo llega el equipo al Clásico. Es el partido de la gente, no queremos fallar, nadie quiere fallar. Se deja todo, y tenemos que estar motivados. Siempre dejamos todo, y es un partido que hay que trabajarlo con inteligencia, desde lo emocional, será todo público local. Nosotros también veníamos bien y no pudimos ganar en 2015, en 2016 no veníamos bien y pudimos ganar. Es fútbol y hay que jugarlo, ellos tienen buenos jugadores y hay que tener cuidado. Estamos bien preparaditos y tenemos que tratar de hacer un buen partido".

En el final, indicó: "El equipo está bien, me gustaría tener algún punto más, pero no perder, mantener la localía, creo que estamos bien. No tuvimos inconvenientes en las pelotas detenidas, estoy contento, se ve trabajo, que el grupo está bien. Hay ocho o diez muchachos desde afuera que están bien y quieren estar".