La gran novedad de esta semana en Unión es el arribo de Nelson Acevedo, después de haber estado entrenando unas semanas con Racing, club al que debía volver después de finalizar su vínculo el pasado 30 de junio. Pero después se abrió la puerta con una triangulación con Rosario Central y la Academia por Mauricio Martínez, factor que posibilitó que el Tate se quede con el 50% del pase y del ciento por ciento de los derechos federativos.

Con esto el elenco santafesino sumó un patrimonio importante y un jugador clave para el entrenador, Leonardo Madelón, que insistió en todo momento con total optimismo en retenerlo. El destino le hizo un guiño y ya está a la par de sus compañeros. De esta manera, el único que no pudo quedarse de la base fue Lucas Gamba, que firmó en Huracán, aunque todos sabían que no continuaría.

LEER MÁS: "Cuando me fui a Racing siempre tuve la esperanza de volver a Unión"

Esta situación volvería a relegar a Manuel De Iriondo, que inmediatamente se quedaba con el puesto cuando Chaco volvió momentáneamente a Avellaneda. Está más que claro que es muy tenido en cuenta por el técnico, pero sabe que no es titular, por lo menos en la Superliga, ya que ahora en la Copa Santa Fe hace dupla con Mauro Pittón.

Por lo que trascendió, el rubio estaría pensando seriamente en analizar algunas posibilidades de salida. Más que nada porque entiende que está en condiciones de ser titular o al menos tener más minutos en cancha. En todo momento se transformó en una rueda de auxilio para el Francés, que no dudó en mandarlo a la cancha cuando había que cerrar los partidos, pero generalmente en los segundos tiempos.

LEER MÁS: Racing pone la mira en el goleador de Unión

Vale resaltar que el jugador no lo admitió y reconoció a viva voz, pero es un fuerte rumor el que surgió respecto a sus nuevos pensamientos. Actualmente viene trabajando con todo el entusiasmo sabiendo que se vienen muchas cosas por delante y no desvía la mirada de lo objetivo, que es el duelo de vuelta ante Newell's por la Copa Santa Fe. De igual modo, si acaso recibe una oferta, le prestaría mucha atención.