Unión
Martes 17 de Abril de 2018

Nereo Fernández, en el ojo de la tormenta

En lo que va del 2018, el arquero rojiblanco tuvo algunos errores puntuales en los goles que sufrió el equipo. En consecuencia, ya son muchos los hinchas que cuestionan su permanencia dentro de la formación titular.

Hasta hace un tiempo nadie se animaba a cuestionar la titularidad de Nereo Fernández. Un referente del plantel, el arquero era una pieza clave en la estructura del equipo rojiblanco. Sin embargo, cuando los resultados no se dan y a Unión le convierten goles, automáticamente el foco está puesto en el arquero y en los defensores.

Por ello, no extraña que luego del empate ante Tigre, se alzaron las voces criticando la tarea de Fernández ya que en el último gol del Matador, su error fue mayúsculo. Pero además, ya hace un tiempo que el arquero no tiene una actuación consagratoria, pese a tener un par de tapadas importantes ante San Lorenzo y San Martín de San Juan.

En lo que va de este 2018, fueron más los puntos bajos que los altos. Y en algunos goles que recibió Unión el responsable directo fue Fernández, más allá de los errores defensivos. En los 11 partidos que se llevan jugados este año, el Tate recibió 12 goles, pero siete de ellos fueron en los últimos tres compromisos.

Aunque habría que recordar que en el último compromiso del 2017, Unión igualó como local frente a Belgrano por 1 a 1 y en el tanto del Pirata que convirtió Erik Godoy, la respuesta del arquero rojiblanco no fue la más adecuada saliendo desesperadamente del área cuando la jugada no ameritaba eso.

Embed


En la 16ª fecha, el Tate cayó como visitante por 2 a 0 ante Estudiantes de La Plata y en el segundo tanto que convirtió el colombiano Juan Otero, si bien la defensa falló luego de un pelotazo largo de Schunke, la realidad es que Nereo podría haber hecho un poco más dado que el balón le pasó al lado del cuerpo.

Embed

En la jornada siguiente, Unión jugó el Clásico en el 15 de Abril y allí nuevamente el arquero generó dudas en el tanto que convirtió Javier Correa. Nuevamente existió un desajuste defensivo, ya que el gol fue muy similar al de Otero. Un pelotazo largo de Germán Conti habilitó a Correa, el cordobés paró el balón y definió al primer palo que dejó descubierto Fernández, que caminó muy mal el área.

Embed

Luego de esas acciones, Nereo mantuvo la valla invicta en los tres cotejos siguientes (San Lorenzo, Temperley y Banfield). Mientras que ante San Martín de San Juan le marcaron un gol pero nada tuvo que ver, ya que fue un remate esquinado dentro del área ejecutado por Claudio Spinelli.

Sin embargo, en las últimas dos fechas recibió seis tantos y en el primero que convirtió Argentinos da la sensación de que tendría que haber salido a cortar un centro frontal que finalizó con el cabezazo de Jonathan Sandoval que le dio el empate al Bicho. Los otros goles fueron de Lucas Barrios desde los 12 pasos.

Embed

Pero sin dudas, que la actuación en el partido ante Tigre y fundamentalmente el tercer gol que convirtió Carlos Luna pusieron a Nereo Fernández en el ojo de la tormenta. El arquero no retuvo el remate de Federico González y el Chino debajo del arco estableció el 3 a 3.

Embed

Pero antes, en el segundo tanto de González, si bien fue un disparo fortísimo que se metió en el ángulo izquierdo, fue al primer palo donde precisamente estaba ubicado el arquero al que la pelota le pasó por arriba de sus manos.

Embed

En todos estos goles, está claro que existieron fallas defensivas muy evidentes, pero también la realidad indica que Nereo no mostró la seguridad de otros tiempos y terminó siendo parte del problema. Con 39 años recién cumplidos, está atravesando su etapa final dentro del fútbol y los hinchas así lo entienden.

Pero también es verdad que Matías Fidel Castro cuando le tocó atajar no brindó seguridad y por eso nadie dudó en que Fernández debía atajar. Sumado a que Marcos Peano es muy joven. Sucede que ahora, con los resultados a la vista y analizando el contexto, son muchos los que piensan que al final del torneo Unión debe salir al mercado a buscar un arquero.


Quedan cuatro fechas para el final de la Superliga, que son vitales para el Tate pensando en clasificar a la Sudamericana. Para ello, Nereo tendrá que recuperar su nivel o en todo caso Leonardo Madelón tomar una decisión respecto a quién seguirá bajo los tres palos.