Unión
Miércoles 14 de Marzo de 2018

"No clasificar a una copa sería una desilusión, pero no un fracaso"

Luis Spahn se refirió a cómo puede incidir en la campaña que el equipo se clasifique para disputar por primera vez un torneo internacional, aunque admitió: "El único objetivo es conseguir la mayor cantidad de puntos porque esto se convertirá en una picadora de carne en el futuro con los descensos"

El presidente Luis Spahn habló de todos los temas vinculados a la vida deportiva e institucional de Unión. Se refirió a los objetivos deportivos, a la importancia de clasificar a una copa, de su relación con Leonardo Madelón y de cómo está compuesto el plantel -

Sobre lo corto que es el plantel, en diálogo con "Dale dale deportivo" por Aire de Santa Fe (FM 91.1), opinó: "Madelón insistió con (Fabián) Bordagaray, pero acababa de hacerse una casa nueva hacía tres o cuatro meses para vivir con su familia y no quería salir de Buenos Aires, no es nuestra decisión. Traer se puede traer, el tema es si están de acuerdo al gusto del entrenador y si entran en el presupuesto del club. Se insistió con Bordagaray y se esperó quebrar esa resistencia a no salir de Buenos Aires pero no se pudo. Algunos piensan que no hubo gestión, pero el jugador priorizó otras cosas. Nosotros tuvimos tres o cuatro alternativas pero no dejaron satisfecho al entrenador, que quería a Bordagaray".

Más adelante se le preguntó por su relación con Leo Madelón y dijo: "Los técnicos viven en una cantidad enorme de presiones y tienen evaluado su trabajo personal con el rendimiento de otras personas, con lo cual es tremendo. Un vendedor de autos vende 10 y no depende de que vendan otros. Leo hace un trabajo y depende del rendimiento de un plantel. Eso hace que se viva en un estrés, de intensidad y emociones muy fuertes. Yo estoy tranquilo con nuestra relación, la realidad es que a veces hay que comer pan duro porque no hay otra cosa".


En tanto que se lo consultó sobre si sería un fracaso que el equipo no se clasifique a una copa, y admitió: "No sé si sería un fracaso, sería un objetivo no concretado. Fracaso es cuando algo es decididamente mal. Si hacemos los puntos que deseamos y quedamos fuera de los clasificados por diferencia de gol afuera no sería un fracaso, sería una desilusión para la gente. Pero se está trabajando para conseguir ese objetivo, y el único y claro que es conseguir la mayor cantidad de puntos porque esto se convierte en una picadora de carne en el futuro con los descensos".

En función a los cambios que llegaron con la Superliga, tiró: "Creíamos que salíamos del purgatorio para ingresar en el paraíso, ya que se hablaba de dos o tres veces de más plata de lo que se ganaba, pero estamos en la misma, porque lo que recibimos ahora dentro de la Superliga es de 5.000.000, no es muy distinto de los 3.800.000 que recibimos hace dos años y medio atrás. Como todo proyecto nuevo tiene un montón de falencias, pero es un producto muy especial ya que es un semillero para el mundo, pero cuando queremos venderlo al exterior se ven partidos con canchas vacías. Por eso tenemos que trabajar para vender un buen espectáculo deportivo, mejorar el escenario. De qué no sirve buenos actores si el escenario es pésimo".



Posteriormente se le hizo referencia a las obras que se realizarán en el futuro en el estadio y expresó: "Estamos trabajando, se hizo una reunión muy positiva para mejorar detalles que son de exigencia. No vamos a tener problemas en poder cumplirlos. Y el objetivo de largo plazo, el más duro económicamente, es cambiar la iluminación del estadio para tener una mejor, que nos trazamos para dentro de un par de temporadas. Es el más trascendente en cuanto al valor económico de lo que nos está faltando. En cuanto al estadio no hay objeciones, es bonito, está cerrado. Tiene muy buena presencia para un espectáculo deportivo, se juega en horario de comercio y hay una concurrencia acorde a un espectáculo deportivo".

Por último se le preguntó por los juicios entablados por Brian Alemán y derechos de formación de algunos jugadores, dijo: "Está encaminado pero en vía judicial, pero evidentemente que los ingresos vienen en escalera y las obligaciones por el ascensor. Lamentablemente, a pesar que cambió mucho en relación a hace 10 años atrás en FIFA, no tiene la celeridad para castigar a quien no pagó, y que está totalmente demostrado. Hubiese deseado que no juegue su último partido de Sudamericana por no habernos pagado lo de Brian Alemán y no fue así".