Unión

Otro muy mal negocio que perjudica a Unión

En 6 meses se fueron Lucas Gamba y Franco Soldano, los dos goleadores en las últimas temporadas y por ambos apenas recibió 750.000 euros

Domingo 30 de Diciembre de 2018

Lucas Gamba y Franco Soldano conformaban una dupla exitosa, que resultó clave para la muy buena campaña de Unión en la Superliga 2017/2018 que le permitió por primera vez en su historia clasificar a la Copa Sudamericana.

El mendocino marcó en esa temporada siete goles y el sunchalense 11, es decir que aportaron 18 tantos de los 33 que convirtió el Tate. Es decir más de la mitad.

Y en la Superliga 2016/2017 nuevamente fueron los máximos anotadores del equipo, Soldano con seis y Gamba con cuatro. Es decir que en seis meses Unión dejó ir a sus dos goleadores a cambio de muy poco dinero.

Decisiones inexplicables por parte de la dirigencia que encabeza Luis Spahn y que resultaron tremendamente perjudiciales para el club. Ya  que Gamba se fue con el pase en su poder a Huracán y no le representó ningún dinero a Unión.

Existieron charlas y una oferta para que se quedara, pero se acordaron tarde de comenzar a negociar y terminaron perdiendo un jugador muy valioso, que estaba muy cómodo en la ciudad y que estaba plenamente identificado con el hincha tatengue.

Y encima terminó jugando en un club argentino cuando se decía que su destino estaba en el exterior. Pero la salida de Gamba tuvo efectos colaterales ya que el rendimiento de Soldano fue en claro descenso.

El goleador perdió a su socio en el ataque y los números en ese sentido son contundentes: apenas dos goles en 14 partidos. Por lo cual además de no recibir ni siquiera un peso por Gamba, el perjuicio deportivo fue mayúsculo y erosionó la cotización de su máximo artillero.

Y encima para reemplazar a Gamba, se trajo a Franco Troyansky que a todas luces es una apuesta. Y al ex-Olimpo le costó adaptarse y por eso si bien fue titular en la mayoría de los partidos, apenas marcó un gol y su nivel estuvo muy lejos del que mostraba el ahora jugador de Huracán.

Así las cosas, en seis meses Unión pierde a sus dos mejores delanteros por una cifra irrisoria ya que por la venta de Soldano al Olympiacos a la tesorería del club ahora le quedarían 750.000 euros limpios. 

Existen algunas cláusulas respecto a que si juega el 75% de los partidos de la temporada, el Tate recibirá 200.000 euros más y una plusvalía del 15% en una futura venta. Y si el club griego clasifica a la Champions League cobrará 200.000 euros más.

La impericia dirigencial sumado en su momento a los caprichos de Soldano permitieron consumar este pésimo negocio para el club. Es inentendible que un goleador de 24 años y con pasaporte comunitario se vaya a Europa por 750.000 euros.

El mayor capital que tenía el club se evaporó por escasos billetes que con suerte le permitirán traer jugadores a préstamo pero de ninguna manera potenciar su patrimonio.

De los 5.000.000 de dólares que pretendía Unión hace meses para dejar ir a Soldano, apenas le quedaron 750.000 euros que traducidos a dólares son 857.883 de la moneda norteamericana.

Un auténtico despropósito que si se hubiera anunciado el 28 de diciembre perfectamente se hubiera dicho que era una broma por el día de los inocentes.

  

 

¿Te gustó la nota?