Unión
Miércoles 11 de Julio de 2018

"Peleé mucho para estar donde estoy"

Manuel De Iriondo habló de la pretemporada del equipo y reconoció que "dejamos al club en un lugar que nunca había estado, es un orgullo".

Cuando se habla de canteranos o jugadores que debieron remarla de un tiempo a esta parte, indudablemente el caso de Manuel De Iriondo encaja muy bien, pues con perseverancia, esfuerzo y dedicación se ganó la consideración de Madelón y siempre que le tocó ingresar le aportó cosas positivas al equipo.

De visita en los estudios de Sol 91.5 charló con el programa Unión en tu dial y en el inicio hizo referencia al gol que le tocó convertir frente a Defensores del Oeste por Copa Santa Fe: "Lo practicamos muchos, en los entrenamientos hacemos algunos juegos para probar de media distancia, también uno es un poco caradura, por ahí te sale bien como pasó el otro día y por ahí se desvía como con Lanús o a veces se va lejos, Leo (Madelón) me dice que le pegue cuando tenga la posibilidad, a cualquiera que tiene esa posibilidad lo puede hacer".

Y más adelante incluso dio un análisis respecto a situaciones sucedidas en el presente Mundial de Rusia: "Tanto la pelota parada como el tiro de media distancia son los caminos también para llegar al gol, en el Mundial todo es muy táctico, los equipos se cierran mucho, ejemplo Uruguay-Francia, estaba parejo, un tiro de afuera se le movió al arquero, fue gol y es una herramienta que en Unión trataremos de utilizar".

El volante central transita su cuarto año en el club, con el cual fue recorriendo diversas situaciones que se encarga de narrar: "Crecí mucho, tuve compañeros y técnicos con los que rendí, uno va agarrando confianza, tranquilidad, al principio no te animás a patear al arco, después si, me enriquecí en muchas cosas, todos los jugadores van aprendiendo cosas, tuve altos y bajos, pasé por muchas situaciones, pero siempre con confianza y apoyo de mis familiares y amigos, sobrepasé lesiones, volví, al principio era el quinto cinco, después terminé jugando, siempre tratando de estar listo, preparado".



En muchas oportunidades debió sortear cuestionamientos que el mismo De Iriondo es consciente, al afirmar que "entiendo que la gente de Unión es exigente como todos, tiene derecho, paga la cuota va a la cancha, no es gratis, fueron cosas que me hicieron madurar, la lesión, una expulsión en un Clásico, hay muchas cosas por las que pasé, clasificamos a una copa, algo histórico, tratando de disfrutar las buenas y no bajonearme en las malas, tratando de ser positivo, en el semestre pasado iba al banco y no era titular, es difícil para un futbolista, tratar de tener la mejor onda, divertido".

La entrega, el luchar en cada entrenamiento para ganarse un lugar lo pone actualmente en carrera para pelear por ser uno de los elementos titulares la próxima temporada. En este sentido, expresó que "peleé mucho para estar donde estoy, nunca me guardé nada, juego al límite, me echaron algunos partidos por calentón, me exigo al máximo, y hay gente que lo entiende y te apoya, hay gente que no, me sirvió para mí, para aprender y entender la situación, es una ciudad donde se respira fútbol, lo importante es salir adelante, clasificar a una copa fue una alegría enorme, el grupo trabajó mucho, veníamos de un semestre dificil, tuvimos un final muy bueno, dejamos al club en un lugar donde nunca había estado, es un orgullo".

En la parte final, volvió a insistir en que "falta mucho para que empice el torneo, tienen que venir refuerzos, se que no está el plantel completo, probablemente vengan y se vayan jugadores, no te podría decir si seré titular o suplente, trato de entrenar, exigirme, aprender, todos estamos en la misma situación".