Este jueves Rodrigo Gómez cumplió el sueño que tenía desde que empezó a patear una pelota. Hincha fanático de Unión, el Droopy se dio el gusto de su vida que es jugar en el Tatengue. Llegó por la tarde a la ciudad de Mar del Plata y allí firmó el contrato que lo vinculará por una temporada.

Para que la novela tenga un final feliz fueron decisivas las ganas del mediocampista para salir del Toluca resignando un dinero importante para ponerse la camiseta rojiblanca. Varias veces se lo mencionó para que llegue al club pero nunca podía concretarse y en esta oportunidad todos los intérpretes de la negociación hicieron el esfuerzo para cristalizar la operación.

El Droopy es una vieja debilidad de Leonardo Madelón y es por eso que los dirigentes rojiblancos hicieron el esfuerzo para darle el gusto al DT que considera que Gómez le dará un salto de calidad al plantel.

"Después de algunos mercados de peses en donde no se había podido dar, ahora estoy muy contento de llegar a Unión y sumarme a la pretemporada para ponerme a disposición de Leo (Madelón) para llegar de la mejor manera a la reanudación de la competencia oficial", expresó Droopy para el twitter oficial del club.

Y luego agregó: "Estoy cumpliendo el sueño que tenía desde chiquito, como así también el de mis hermanos y mi familia que somos fanáticos de este club. Y siempre dije que ojalá que el día que este acá pueda cumplir y que las cosas me salgan bien. El compromiso con este club es muy grande y voy a dejar todo dentro de la cancha que es lo que vale para el hincha"