Unión
Lunes 29 de Enero de 2018

Se hace cada vez más fuerte en casa

Con la victoria ante Racing, Unión extendió la racha positiva que le permite pelear bien arriba en la Superliga

Unión arrancó de la mejor manera este 2018. Quizás los resultados no fueron los mejores durante la pretemporada, pero todos sabían que no era lo más importante y que había que apostar todo a la reanudación de la Superliga. Y fue así, ya que fue superior a Racing y se quedó con un triunfo más que legítimo, que a la postre le permitió mantenerse en la pelea de arriba y meterle presión a San Lorenzo, único escolta del líder Boca.

La ilusión en los hinchas es cada vez más grande, pero los protagonistas y sobre todo el cuerpo técnico que encabeza Leonardo Madelón, insisten en que la premisa es sumar para escapar definitivamente de la zona del descenso. Pero la realidad indica que lo está logrando con creces y los objetivos empiezan a cambiar por otros más ambiciosos. De todas maneras, se toma con mesura y con tranquilidad, sin perder la brújula y trabajando.


Solo perdió dos partidos hasta acá, pero hay un dato que revela un poco el porqué de la sobresaliente campaña: lleva seis partidos sin perder en el estadio 15 de abril, con cuatro victorias y dos empates. Asimismo, extendió la racha a tres sin revés y allí radica un poco todo. Haber recuperado la solvencia en casa es un eslabón coyuntural y de lo que tratan de aferrarse, porque es fundamental para ser protagonistas en cualquier contexto.


También vale resaltar lo bravo que se hizo como equipo para el resto. La solidaridad y el esfuerzo es el común denominador, algo que se ve en cada encuentro. No le sobra nada, eso está claro, pero cada uno de los jugadores entienden lo que hay que hacer. Madelón dijo en las últimas horas que "la figura es el equipo", quedando de lado los nombres propios.

Unión tribuna.jpg

Lo de Unión no es una casualidad sino producto de una causalidad y así se forja para ganarse el respeto de todos. Siempre se dice que ganar en casa es fundamental y, cuando no se puede, por lo menos no perder. Entonces se está por el mismo camino con el que se cerró la primera parte en 2017, donde no hay relajación y lo único que impera es el trabajo.


Sin dudas que quedan cosas por mejorar, pero es mucho más fácil hacerlo con resultados positivos y la idea es mantenerlo. Desde lo físico el Tate luce impecable y no dejó jugar a las "figuras" de Racing. Está claro que no se puede aguantar un ritmo vertiginoso durante los 90' y el esfuerzo se vio con varios jugadores acalambrados, pero es producto del entusiasmo y la entrega.

Todos factores que incentivan a la hinchada, que sueñan con seguir por esta senda y, por qué no, pelear por cosas importante, como por ejemplo meterse en la Copa Libertadores. Hoy los números dan, solo hay que defenderlos.