Unión

Se tomó revancha

Por el paro impuesto por Agremiados, el Rojiblanco no se quedó con los brazos cruzados y jugó dos partidos amistosos ante Patronato, en Paraná. En primer turno se impuso por 1-0 (se desquitó de la derrota en Santa Fe de hace un mes); mientras que el otro terminó 1-1

Sábado 04 de Marzo de 2017

La gente se quedó con las ganas de disfrutar de la vuelta del fútbol oficial este fin de semana, producto de la medida de fuerza que dispuso Futbolistas Argentinos Agremiados, de retener tareas y de no acatar la conciliación obligatoria impartida por el Ministerio de Trabajo.

Por lo pronto, Unión ya sabe que el duelo contra River se postergó para el domingo que viene, también a las 19 y con Germán Delfino como árbitro. Pero nada asegura, por lo cambiante de las cosas, que esto termine siendo lo que ocurrirá.

Es así como el Tate, sabiendo que esto podía pasar, se preparó para no perder ritmo futbolístico y diagramó un amistoso ante Patronato, pero en esta oportunidad en el estadio Presbítero Bartolomé Grella de Paraná, en una devolución de gentilezas por el ensayo que habían disputado un mes atrás en Santa Fe. Vale recordar que en aquella oportunidad el Patrón se impuso por 2-1.

En total fueron dos duelos de 70', donde los entrenadores volvieron a probar las variantes que tienen para afrontar lo que resta del campeonato, haciendo la salvedad que se reanudará con la realización de la 15ª fecha.

Se presume que los primeros equipos son los que pintan para ser los titulares, pero tanto Juan Pablo Pumpido como Rubén Forestello se encargaron de volver a desconcertar a todos al meter mano y seguir probando. Por el lado del estratega santafesino, en la semana probó varias veces con Mauro Pittón y Nelson Acevedo como volantes centrales, pero este sábado optó por el ingreso de Manuel de Iriondo para acompañar a Chaco. Pese a que el DT no lo dice abiertamente, sigue habiendo dudas sobre quiénes ocuparán el círculo central, ya que hay cuatro jugadores para dos puestos. Quizás el que sacó una luz de ventaja es Acevedo. El resto de los protagonistas sería la base titular.

Por una Gamba

En cuanto a los partidos, en el primero de ellos, Patronato tomó la iniciativa, manejando el ritmo, teniendo la pelota, moviéndola de un lado a otro y buscando espacios, que luego aparecieron por algunas asociaciones. Pero nunca con la claridad necesaria para llegar al gol. Por su parte, Unión se acomodó con los minutos en el campo y poco a poco fue tomando la lanza, hasta que salió a presionar arriba y acorraló al local que, en más de una oportunidad, supo esquivar esa situación. De todas maneras, se contagió y no pudo trasladar buenos argumentos para marcar.

El Tate pasó rápido arriba en el marcador, luego de una pelota perdida en ataque y donde Renzo Vera falló en el anticipo; allí Lucas Gamba encaró, se metió de a puro amague dentro del área y sacó el tiro que pegó en un defensor, descolocando al arquero Sebastián Bértoli para estampar el justo 1-0.

Pero el gol no marcó un antes y un después, porque el juego se plantó definitivamente en la mitad de cancha. Urgido, el elenco de Forestello se apoderó de la pelota, aunque le costó encontrar los espacios cerca del arco. Los delanteros tuvieron que retroceder y Arce no pudo desplegar su juego por la cantidad de gente abroquelada en un mismo lugar. Cuando se abrieron los huecos, generó; caso de la triangulación Márquez-Arce-Telechea, que desembocó en la más clara para Patronato en la primera mitad, cuando un defensor de Unión despegó el disparo del exatacante de Colón en la línea.

Lo que padeció el Negro fue el cansancio. No paró de ir y buscar mediante centros o pelotas cruzadas alguna cabeza dentro del área, sino que de contra o cuando su oponente la recuperó rápido, lastimó constantemente. Llegó con claridad al arco de Nereo Fernández, que salvó a sus compañeros.

En el complemento, hubo una merma futbolística. Los dos trabajaron la pelota, la movieron e intentaron aproximarse. Lautaro Comas cambió de punta en un contragolpe y fue la única clara, aunque tapó sin problemas Fernández. En este sector, se destacó Damián Lemos, el motor del conjunto del Yagui, que no solo cumplió con su función de recuperar o ser el primer pase desde el fondo, sino que además se abrió, buscó conectar líneas, asistió y se mostró más suelto. Así llegó el pitazo final, con la victoria de Unión 1-0, en su 9° amistoso de esta interminable pretemporada.

Posteriormente se desarrolló el segundo pleito, que culminó en empate 1-1. Matías Quiroga puso en ventaja al Patrón, en tanto Federico Anselmo, de cabeza, estableció la igualdad definitiva.

¿Te gustó la nota?