Unión tiene todo listo para visitar este sábado, a partir de las 17, con arbitraje de Facundo Tello, a Rosario Central, con la meta de volver a sumar de a tres para continuar peleando bien arriba en la Superliga. Lógicamente no será una tarea sencilla, pero está en condiciones de dar un nuevo golpe. No solo porque tiene jugadores en un alto nivel sino porque el grupo funciona de una manera tan aceitada que suple cualquier otro limitación. Es así como Leonardo Madelón trata de inculcarle a sus jugadores la idea de ser solidarios y efectivos.

Quizás no es un plantel de "nombres importantes", pero sÍ de valores que dan todo por la camiseta y que lucha en cada lugar de igual a igual. El equipo hoy se dice de memoria, pero muchos se preguntan quiénes son los reemplazantes en caso de que alguno no pueda jugar. De mitad de cancha en adelante está claro o por lo menos hay variantes, pero en ofensiva la cosa se complica.

LEER MÁS: Los gladiadores de Leonardo Madelón

En el semestre anterior, el Rojiblanco se la bancó solo con Lucas Gamba y Franco Soldano que, dicho sea de paso, mostraron un nivel superlativo, factor que hace posible también que marche tercero. Una opción podría ser Guillermo Méndez, pero naturalmente se mueve por los costados. Franco Fragapane llegó como delantero, pero hoy está afianzado como extremo izquierdo. Después son dos pibes los que esperan por una oportunidad: Matías Gallegos y Nicolás Andereggen.

LEER MÁS: "Me gustaría no escuchar más hablar del '89, eso quedó en la vitrina"

Son chicos con mucha capacidad, pero Madelón no los ve con la maduración suficiente y por ello no están comúnmente entre los concentrados. En consecuencia, se apeló a otro tipo de movimientos con el fin de no resentir la estructura. El DT insistió con sumar a Fabián Bordagaray en una de las interminables novelas del verano, pero sus intentos fueron fallidos ante la negativa del jugador de salir de Buenos Aires.

Entonces parecía que todo terminaba en un Unión otra vez sin reemplazo para Gamba y Soldano, pero a pocos días del cierre del libro de pases se concretó la contratación del paraguayo José Núñez. Fue ofrecido, pero sabiendo que no había mucho para buscar en el mercado y, captando que reunía las características que necesita, el orientador tatengue dio el visto bueno y se terminó cerrando todo.

LEER MÁS: "Arriba de la mesa se puso el sentimiento"

No estuvo a disposición para el choque pasando ante Racing, pero ahora sí lo estará si es que el Francés así lo dispone. El transfer fue enviado desde Paraguay y por lo tanto ya está habilitado. Tendrá que ponerse a tono y ganar ritmo, y quizás le tome un poco de tiempo de adaptarse, pero es un aliciente para Unión contar con un jugador más para el ataque, más que nada para echar mano cuando alguna situación lo demande. De igual modo, deberá plasmar en el campo que está a la altura.

¿Será el jugador que tanto estaba buscando Leonardo Madelón?