Franco Soldano se despachó con un doblete y volvió a marcar luego de ocho partidos, para que el Tate retome el camino de la victoria y quede bien parado en la lucha por ingresar a las copas internacionales del año que viene.

Luego del partido, el primero que tomó la palabra fue el goleador, a quien se le remarcó el gesto de saludar a los jugadores de Temperley antes de festejar la victoria, atendiendo al mal momento que atraviesan en la Superliga y dijo: "Es un momento que no le gusta vivir a nadie, son colegas, uno trata de apoyar desde este lugar. Les deseo lo mejor y que tengan un buen regreso".

En cuanto a la actuación del equipo frente al Gasolero, remarcó: "Tuvimos una merma, recuperamos la intensidad ante Colón y San Lorenzo, jugamos un gran partido pero no pudimos convertir. Pero fuimos conscientes que volvimos al orden que nos caracterizaba. Fuimos efectivos en el primer tiempo y eso nos permitió manejar el partido".

Posteriormente se le hizo referencia a los objetivos que tiene el equipo y aclaró: "Nuestro objetivo es sumar, nos estamos haciendo fuertes de local, eso es un gran trabajo que estamos haciendo junto a nuestra gente. Tenemos que tratar de ser más regulares de visitante, porque sabemos la fortaleza que tenemos jugando en casa".

Para finalizar se refirió a su momento personal y a su vuelta al gol, sobre lo que opinó: "Estoy haciendo un buen torneo gracias a Dios, pero todo es gracias al equipo. Venía de varios partidos sin convertir, pero la confianza de mis compañeros y el cuerpo técnico sirven para que uno siga luchando y hoy se vieron los resultados"