Unión respira fútbol, es su deporte motor, por lo cual los estados de ánimo varían de acuerdo a los resultados positivos o negativos que pueda cosechar el equipo. Y este momento es un fiel reflejo de esta afirmación, ya que se puso el foco en el conflicto con Utedyc y surgieron versiones encontradas de una mala relación del presidente Luis Spahn con el plantel y el cuerpo técnico.

Fue por eso que en la charla que el máximo titular tatengue mantuvo con La Vida Color de Unión que se emite por FM "X" (103.5), dejó mucha tela para cortar, ya que tocó todos estos temas. Sobre este punto arrancó diciendo: "No me gusta hacerme publicidad. Pero se dice que uno está ausente, pero nadie sabe las reuniones y las gestiones que realizo permanentemente. Se hacen gestiones todo el día, con los bancos. Por ejemplo hice un aporte personal el viernes y el lunes para cubrir los bancos. Estamos cerca de recuperar ese dinero, tenemos ingresos, se vienen las plateas para equilibrar este bajón".

LEER MÁS ►► Andereggen está en la mira de tres clubes de Europa

Mientras que en el mismo sentido, indicó: "Hay muchos difamadores, chantas, bagres y envidiosos que tiran el virus. La semana pasada estuve dos horas y media con el plantel y los invité a cenar para ver el partido de Tucumán (ante The Strongest por la Libertadores). Pensé que se iban a ir después del partido pero fue tan agradable la charla que se quedaron hasta la 1 de la mañana. No tendría que publicitar eso, pero tengo que hacerlo para taparle la boca a los que dicen que estoy peleado con Madelón; la relación es excelente, con disenso, discusiones, respeto. Es una persona que quiero porque nos dio muchas satisfacciones y porque es una muy buena persona. Tengo que llevarle tranquilidad al unionista que escucha esas malas noticias, que tienen fuerza para generar daño".

Cuando se lo consultó sobre si los comentarios surgen a raíz de los malos resultados de las últimas fechas, opinó: "Con los malos resultados todo se potencia, le causan una herida muy grande al socio y simpatizante, que genera una preocupación. No teníamos plata pero se consiguió y viajamos a Tucumán en avión. En Casasol está todo en condiciones, cuestiones que no le tengo que comunicar al unionista pero hay que hacerlo ante las malas circunstancias y la gente con maldad que las difunde".

LEER MÁS ►► Unión vuelve a las fuentes para intentar seguir en carrera

En otra parte se le preguntó por la situación económica del club y manifestó: "No es tan preocupante ya que hice un aporte de seis cifras al club. Tengo que ser honesto desde el 1 de julio hasta este momento no había hecho ningún aporte, tuvimos un abril y mayo complicados, con un recupero en junio y julio, con un reordenamiento. Nos preocupan cuestiones a nivel nacional donde estamos casi medio año sin fútbol. Estamos contentos con la Copa Santa Fe, estamos cerca de hacer un convenio para nuestros socios con la provincia. La Superliga, además, exige que todos los sueldos, impuestos y cargas previsionales estén al día, y lo normalizamos. El resto va bien, y puedo decir que somos modelo. No somos Boca, pero somos una administración que va muy prolija. Estamos trabajando con los sponsors para la renovación de la camiseta".

En la parte final se le hizo referencia al conflicto con Utedyc, ya que este miércoles tendrán un encuentro en la Secretaría de Trabajo y contó: "Sería de muy malintencionados trasladar un conflicto laboral a que no se abran las puertas del club para el partido con Talleres. Hay un disenso de cómo se liquidan los sueldos a los preparadores físicos, me reuní con ocho de ellos y me dijeron que no promovieron ningún reclamo, que lo está movilizando el sindicato. A ellos se le satisfizo en lo que fueron pidiendo, ahora hay un reclamo, con una falla técnica ya que lo que nos pidieron no lo distribuimos en los recibos de sueldos como correspondía. El personal de Unión y Utedyc son muy tatengues y no van a dirimir este conflicto castigando a todo el club".