El empate frente a Atlético Tucumán pegó muy fuerte en el ánimo de los hinchas de Unión, ya que el equipo llegaba de empatar dos partidos increíbles de local ante San Martín (SJ) y Tigre, y de perder ante Argentinos en La Paternal. De esa manera por segunda vez en la temporada quedaba fuera del grupo de los 11 equipos que el año que viene disputarían los torneos internacionales.

Todas las críticas recayeron en Luis Spahn, quien se cruzó a través de mensajes de WhatsApp con varios hinchas que le recriminaron por el bajón del equipo. Encima por delante se venían tres partidos durísimos frente a Talleres, Boca e Independiente, equipos que peleaban por los premios más importantes que otorga la Superliga.

El presidente salió a hablar con La Vida Color de Unión que se emite por FM "X" (103.5), donde sentenció que el equipo le ganaría a Talleres e Independiente, y que según sus cálculos con esos seis puntos se clasificaría a la Copa Sudamericana. En ese análisis no nombró a Boca, descontando que era un partido que se podía perder por lógica. Y el tiempo le dio la razón, ya que se dieron esos resultados para que el club inscriba por primera vez su nombre en los torneos internacionales.

LEER MÁS ►► Spahn predijo cómo se clasificaría Unión a la Sudamericana

Spahn habló con El Cuarto Poder por LT10 (AM 1020) donde contó sus sensaciones tras el logro que consiguió el equipo y cuáles son las claves del éxito deportivo. Sin embargo, en el arranque apuntó contra los que en algún momento manifestaron que los dirigentes no querían la clasificación a las copas y apuntó: "En un momento tergiversaron un mensaje donde planteé que ingresar a una copa no tiene que ser un objetivo sino una consecuencia. De mala fe instalaron eso y dijeron que yo no quería entrar a una copa. Jugar un torneo internacional brinda un montón de cosas, como ingresos económicos, prestigio para el club, buen ánimo social porque los socios están felices en estas circunstancias. A esto lo estamos disfrutando, ya que es consecuencia de mucho trabajo y compromiso de un montón de gente; cuando el resultado se da hay que disfrutarlo. Nos acompañaron los socios con su cuota social, todos los integrantes del fútbol profesional".

En tanto que luego se le preguntó cuál fue la clave del éxito deportivo y destacó: "Considero que la formación de un grupo compacto con un alto compromiso deportivo. Nosotros acompañamos este proceso con una innovación en esta temporada que fue incorporar el desayuno y el almuerzo a los siete días de la semana para que los muchachos confraternicen, que no compartan solo dos horas de entrenamiento. Eso fue solidificando el grupo y creando pertenencia. Además de la visión del técnico, que hizo que todas esas individualidades tengan un resultado positivo".

Luego volvió al partido ante Independiente, que llegó con el objetivo de sumar de a tres para lograr su clasificación a la Libertadores y dijo: "Este partido dejó muchos mensajes sobre los merecimientos. Perdimos muchos puntos injustamente porque a veces la pelota entra y otras no. Independiente jugó por dos millones de dólares por ingresar a la fase de grupos de la Copa Libertadores. Tenían una obligación importante".

Y agregó: "Esto fue un premio al trabajo de la institución. El equipo se había resentido con la ausencia de Damián Martínez y pasó al olvido con el transcurso del partido. Brian Blasi tuvo la fortuna de tirar el centro que terminó en el gol del triunfo. Blasi tiene juventud, entereza y profesionalismo para crecer. Está en un proceso evolutivo, lo importante es que se vea que está el compromiso de que los jugadores no se pierden como un montón de jugadores que forman parte del equipo titular y copan el banco de suplentes".

LEER MÁS ►► Gamba: "El club se merecía jugar una Copa"

También se lo consultó sobre el desafío de jugar un torneo internacional y manifestó: "No podemos fijarnos en circunstancias extraordinarias que pretendemos que sean normales a futuro para seguir evolucionando. Pasamos años difíciles en el país y más difíciles en el fútbol. Estamos cobrando menos plata que hace dos años y el club sigue adelante, sobrevive y evoluciona que es importante. A veces esa evolución no es tan visible pero trabajamos en un montón de aspectos. Tenemos muchos motivos los unionistas para estar orgullosos de nuestro club".

Además, se refirió en cómo repercute la inestabilidad económica del país en la institución y reflejó: "Todas las cosas de la vida tienen pros y contras. En este aspecto, tenemos una obligación pendiente del exterior de 125.000 dólares, otro de 400.000 dólares y otro de 88.000 dólares. Esta inestabilidad política en algunas cuestiones nos beneficiaron".

En el tramo final de la entrevista se refirió a aquellos jugadores con los cuales se sentará a negociar la extensión de su vínculo y adelantó: "Hubo circunstancias para extender algunos contratos. Habíamos acordado la extensión de contratos de Manuel De Iriondo y de los hermanos Pittón. Se firmó el contrato con Matías Gallegos. La realidad es que no queríamos gastar a cuenta".