Unión está desarrollando una excelente campaña en cuanto a cosecha de puntos, ya que en 19 capítulos sumó 31 puntos, lo que le da una cierta tranquilidad en cuanto a la permanencia en Primera División y lo dejan bien parado en el tramo final de la Superliga, para abrochar por primera vez en su historia una clasificación a una copa internacional.

Para que el club goce de este buen presente mucho tuvo que ver la decisión de los dirigentes de acordar el regreso de Leonardo Madelón, quien pudo encauzar desde lo futbolístico a un equipo que había terminado muy mal la temporada anterior, con la amenaza constante de poner en juego seriamente su permanencia en la categoría si no mejoraba ostensiblemente su producción en cuanto a cosecha de puntos.

De todos los temas vinculados a Unión habló Luis Spahn con "Dale dale deportivo", que se emite por Aire de Santa Fe (FM 91.1). En el arranque, el presidente se refirió a la actualidad deportiva y destacó: "Creo que es parte del fútbol, a veces hay bajones, hay equipos que los tienen. A veces el trabajo de la semana y de todos en una institución se refleja en un buen partido, y a veces no salen las cosas, esto tiene que ver con un montón de estados de ánimos y emociones. Se entra en una racha negativa, pero cuando se tiene un plantel de buena gente, con un cuerpo técnico alineado, con la dirigencia y la hinchada que apoya, se revierten las situaciones como se dio en Unión. Primero se notó la mejora futbolística y ahora con la suma de puntos (victoria ante Temperley)".

LEER MÁS ►► Zabala intensifica su recuperación

Luego se le hizo referencia al bajón en el arranque de 2018 que coincidió con la ausencia por lesión de Lucas Gamba y afirmó: "No sé si fue por la ausencia de Gamba, no podemos decir que se dio por su lesión. La gente está tranquila, tenemos una buena masa societaria que nos acompaña, tenemos un buen marco en la cancha que no se ve en otras instituciones, y una continuidad en este proceso donde se alternan dulces y agrias. Alternando estos dos sabores hay continuidad porque se sabe que puede haber una revancha en el fin de semana siguiente".

Se le preguntó inmediatamente sobre si la intención es retener a Gamba, a quien se le vence el contrato el 30 de junio y contó: "Nosotros lo tenemos muy en claro, lamentablemente a los contratos los sacamos de foco. El jugador está siempre orientado al próximo partido como todo el plantel y el mundo Unión. Ya llegará el momento donde podremos evaluar si podemos generar las condiciones para retenerlo. Él siempre deja la puerta abierta. Hay una cuestión presupuestaria con lo que puede pagar un club del exterior con un un club de Argentina, y en el país estamos en primera línea. Pero estamos hablando de contrato o no contrato, el jugador quiere llegar entero al fin de la temporada, darle lo mejor al plantel y después nos sentaremos con tranquilidad. No creo que sea el momento de discutir cosas en medio de una temporada. Si bien estamos en algunas tratativas, son temas pospuestos del receso".

LEER MÁS ►► La performance que trepó a lo más alto del podio

Mientras que siguiendo con la situación de Gamba y por qué no se juntaron antes a negociar la continuidad, dijo: "Creo que tenemos mala memoria, nosotros terminamos el primer semestre del año pasado con una durísima crítica interna, los dirigentes, jugadores y cuerpo técnico. Si teniendo un semestre muy malo como el que tuvimos hablábamos que lo que había que priorizar era en forma absoluta la renovación de todos los jugadores, estábamos más cerca del váyanse todos del que se queden. El escenario en junio o julio del año pasado era ese, con dos técnicos distintos. En aquel momento había que pensar en oxigenar el equipo y conseguir un nuevo técnico, no era la prioridad hacer contratos de largo plazo. Había que ver cómo reaccionaba cada uno, hubo jugadores que no pudieron estar a la altura de las circunstancias y otros que no pudieron sobresalir. La gente exigía un cambio, una oxigenación del plantel y nadie apostaba por ningún jugador".

En tanto, que luego se le hizo mención a los 15 goles que anotaron entre Gamba y Franco Soldano y manifestó: "Sí pero también la gente se preguntaba qué pasó en los tres partidos anteriores a este (Temperley). Nosotros tenemos una visión más a largo plazo, con más confianza. Luego del primer semestre del año pasado uno pensó que el ciclo tenía debilidades y agotamiento y que exigía un rearmado. Fue así que conseguimos con la ayuda de Leo (Madelón), los dirigentes, los hinchas y personal del club que muchos se puedan recuperar".