Si algo pidió Leonardo Madelón es que no le desarmen el plantel en diciembre de 2017, a la vez que solicitó un par de refuerzos para darle más calidad a su formación.

Como en cada mercado de pases, las negociaciones fueron intensas en muchas direcciones, pero finalmente lograron el concurso de dos futbolistas, uno con la decisión propia de jugar en el club del cual es hincha, y otro con la intención de tener protagonismo en el fútbol argentino, uno de los más parejos y competitivos de Sudámerica.

En la parte culminante de la Superliga, a la luz de los acontecimientos y con posibilidades para ambos, habrá que decir que tanto Rodrigo Gómez como José Núñez no colmaron las expectativas puestas en la previa.

LEER MÁS: Soldano: "Pasé momentos no tan lindos para llegar a donde estoy hoy"

El caso Droopy

Rodrigo Gómez decidió dejar el Toluca mexicano y como dijo una vez llegado a Mar del Plata: "Estoy cumpliendo el sueño que tenía desde chiquito, como así también el de mis hermanos y mi familia que somos fanáticos de Unión. Y siempre dije que ojalá que el día que esté acá pueda cumplir y que las cosas me salgan bien. El compromiso con este club es muy grande y voy a dejar todo dentro de la cancha, que es lo que vale para el hincha".

Debutó el 28 de enero cuando a los 20' del segundo tiempo reemplazó a Franco Fragapane. Después tuvo el siguiente recorrido a la fecha: en la derrota contra Central suplantó al lesionado Gamba (26'); fue titular por primera vez el 9 de febrero ante Arsenal y lo sustituyó Núñez (22' ST).

Su rendimiento no convenció a Madelón, a tal punto que ante Estudiantes el DT lo relegó al banco e ingresó a 17' del final por Diego Zabala. Ya en el Clásico, nuevamente tuvo minutos en cancha al reemplazar al lesionado Zabala a los 34' de la parte inicial.

LEER MÁS: ¿En avión para ir a jugar contra Atlético Tucumán?

En el 0-0 ante San Lorenzo apenas tuvo 11' por Fragapane; en la victoria 2-0 con Temperley ingresó por el mismo jugador a los 22' del segundo tiempo. Ante Banfield apenas 2' por Fragapane. En tanto, con San Martín (SJ) suplantó a Zabala a los 16' del segundo tiempo; con Argentinos ingresó 25' por Fragapane y el último domingo entró 5' por Zabala.

Indudablemente no se pudo amoldar al equipo, tuvo destellos de su pegada, algunos arranques interesantes en jugadas puntuales pero una inversión que no se pudo justificar en la regla costo-beneficio.

Sin pena ni gloria

Lo del paraguayo José Núñez terminó siendo un descarte en un abanico de posibilidades que se fue cerrando, pero donde las energías en gran parte del mercado de verano fueron puestas en Fabián Bordagaray.

El delantero de Defensa y Justicia recibió distintas propuestas tentadoras pero nuevamente dejó a pie a los de la Avenida López y Planes. Por eso, a días de cerrarse el plazo para sumar caras nuevas, Madelón avaló la llegada del guaraní a Santa Fe.

Debutó ante Rosario Central, a los 17' del complemento suplantando a Bruno Pittón. Con Arsenal ingresó a los 22' del segundo tiempo por Gómez; frente a Estudiantes fue titular con Soldano y se retiró reemplazado por Méndez (ST 16'). Frente a Colón y San Lorenzo integró el banco de relevos y desde ahí ni siquiera integra la lista de 18 convocados.

De hecho la aparición del pibe Gallegos lo ubicó en el tercer lugar de los delanteros para Madelón, detrás de Gamba y Soldano. Aquí también es otro de los puntos de un cupo que Unión no pudo aprovechar y donde los rendimientos lejos estuvieron de lo esperado por todos.