Unión ingresa en la parte final de la Superliga con la ilusión de abrochar por primera vez en su historia el pasaje para afrontar una competencia internacional. En las últimas dos jornadas desperdició la gran chance de meterse entre los equipos que jugarán la próxima Libertadores, aunque con lo que fue empate ante San Martín de San Juan y derrota contra Argentinos ahora el objetivo inmediato pasa por afirmarse en zona de Sudamericana.

Los últimos cinco rivales del Tate jugarán por objetivos muy importantes, por lo cual deberá recuperar su mejor versión para sumar los puntos necesarios para terminar la Superliga entre los primeros 11 equipos que jugarán competencias internacionales.

El primero será Tigre, a quien recibirá el próximo domingo desde las 11 en el estadio 15 de Abril, con arbitraje de Federico Beligoy. El Matador llegará a Santa Fe con el objetivo de sumar de a tres para garantizar su permanencia en Primera División, aunque seguramente el punto será un buen negocio pensando en ese objetivo.

Para este encuentro Leonardo Madelón debe meter mano en el equipo debido a que Yeimar Gómez Andrade fue expulsado frente a Argentinos y como mínimo tendrá para una fecha de suspensión. El colombiano junto a Jonathan Bottinelli conformaron una dupla muy confiable, que es una de las claves de esta gran campaña.

El entrenador todavía no dio indicios de quién será su reemplazante, ya que cuenta con algunas alternativas que analizará con el correr de la semana. Hasta aquí el primer defensor suplente del equipo fue Brian Blasi, quien cuando estuvo lesionado Damián Martínez cumplió una destacada actuación.

LEER MÁS ►► El sinuoso camino que le queda a Unión para hacer historia

El de primer marcador central es un puesto clave, que requiere experiencia y sobre todo un conocimiento de la posición. Por eso en las últimas horas comenzó a tomar fuerza la chance de que Leonardo Sánchez tenga un lugar entre los 11 para el cotejo de la fecha 23.

El excapitán del equipo no pudo jugar en lo que va de la temporada producto de una lesión y solo fue al banco en el Clásico del pasado 25 de febrero en el estadio 15 de Abril, donde el partido terminó empatado 1-1.

Hay un detalle que no es menor, que tanto la dirigencia como el cuerpo técnico consideran que después de junio su ciclo en el club estará terminado. Se trata de uno de los jugadores con mejor contrato del plantel y exponerlo a que se lesione podría ser un gran riesgo, ya que si eso sucede automáticamente se le tendría que renovar el contrato.

A pesar de esta situación, el experimentado defensor está en consideración del DT, al igual que Mariano Gómez. Sin embargo, en dos ocasiones el DT no pudo plantar en el campo de juego a su dupla preferida de marcadores centrales y utilizó distintas alternativas.

La primera vez fue en la 10ª fecha, donde Gómez Andrade estaba suspendido por llegar al límite de amarillas. En ese partido su reemplazante fue Blasi y en la parte final del encuentro ingresó Mariano Gómez para defender la victoria, cuando el Tate jugaba con uno menos por la expulsión de Emanuel Britez.

LEER MÁS ►► Unión busca la renovación de Gamba

La otra oportunidad fue en el empate sin goles frente a Arsenal de la 15ª fecha, donde el que había llegado al límite de amonestaciones fue Bottinelli. En esa ocasión Madelón apostó por el pibe Gómez, quien demostró que todavía le falta para ser considerado en Primera División.

En tanto, el DT también podría meter mano en la parte ofensiva, debido al gran nivel que mostró Rodrigo Gómez en los dos últimos encuentros de la Superliga frente a San Martín de San Juan y Argentinos. Es que Diego Zabala y Franco Fragapane bajaron su nivel y el equipo lo sintió demasiado.

De esta manera, el equipo para jugar ante el Matador sería el siguiente: Nereo Fernández; Damián Martínez, Blasi, Sánchez o Mariano Gómez, Jonathan Bottinelli y Luciano Balbi; Diego Zabala o Rodrigo Gómez, Nelson Acevedo, Mauro Pittón y Fragapane o Rodrigo Gómez; Lucas Gamba y Franco Soldano.