Unión
Viernes 19 de Enero de 2018

Un nuevo nombre para el ataque de Unión

Descartada la chance de sumar a Fabián Bordagaray, fue titular ante Unión en el amistoso de este viernes, los dirigentes preguntaron por un centrodelantero a quien le rescindieron el contrato en un equipo de Primera División

Leonardo Madelón se mostró satisfecho cuando los dirigentes cerraron la llegada de Rodrigo Gómez, ya que era el jugador con el cual quería potenciar el equipo que terminó jugando la primera parte de la Superliga, donde se encuentra en el tercer lugar.

Sin embargo, el DT sigue esperando por el delantero que tanto pretende para generar competencia en un sector de la cancha donde no abundan alternativas. El primer apuntado fue Fabián Bordagaray, un viejo anhelo de Madelón.

El atacante estuvo cerca de llegar en varios mercados de pases, sin embargo por distintas circunstancias siempre se terminó inclinando por otras opciones. De hecho, en uno de los últimos movimientos de jugadores el Tate tenía muy avanzada su llegada, pero apareció Rosario Central y le compró parte de su ficha.


Luego recaló nuevamente en Defensa y Justicia, donde en la primera parte del torneo no estuvo entre las primeras alternativas de Nelson Vivas y Juan Pablo Voljvoda. Por este motivo Madelón nuevamente posó sus ojos en él, y aunque parecía que estaba todo encaminado, finalmente el atacante se quedará en el Halcón, donde fue titular este viernes ante Unión en el amistoso de pretemporada que se realizó en Florencio Varela.

Por eso la mira del DT y los directivos comenzó a moverse hacia otros rumbos. Madelón admitió que tenía en carpeta entre tres y cuatro jugadores del exterior, aunque ninguno satisfizo como para iniciar una negociación.


Por lo tanto, surgió el nombre de Javier Toledo, quien se desempeña en Sol de América de Paraguay. Sin embargo, a pesar que al delantero lo seduce la chance de llegar a Unión, su club no lo quiere soltar y por eso esta posibilidad también quedó trunca.

Mientras que ahora desde La Plata se informa que Nicolás Mazzola no será tenido en cuenta por Facundo Sava en Gimnasia de La Plata y ya habría llegado a un acuerdo con los directivos de dicho club para rescindir su contrato.


Embed


El 50% del pase le pertenece a un grupo empresario, mientras que el otro 50% es propiedad del jugador. Se manifiesta desde la Ciudad de las Diagonales que los directivos de Unión levantaron el teléfono para preguntar condiciones por el jugador, aunque ahora directamente deberán negociar con los dueños de su ficha.

Mazzola nació en Viedma (Río Negro), el 28 de enero de 1990 (está por cumplir 28 años). Surgió del Club Sol de Mayo de su ciudad natal y en 2005 desembarcó en Atlético Empalme de Villa Constitución. Desde allí llegó a Independiente, donde estuvo desde 2008 hasta 2011 (5 partidos, sin goles). Luego, en 2011, pasó a FC Locarno de Suiza (32 encuentros y 8 tantos), para luego volver al país (2013/2014) para jugar en Villa San Carlos (10 cotejos, 2 goles). Desde allí arribó a Instituto (18 encuentros, 9 goles -2014-)), para luego desembarcar en Gimnasia de La Plata, en 2015 (49 cotejos, 10 conquistas). En total, como profesional, disputó 114 encuentros y convirtió 29 goles.


En tanto también fue ofrecido a Atlético Tucumán, que en 2018 disputará la segunda parte de la Superliga, la Copa Libertadores de América y la Copa Argentina. El nombre no cayó mal, aunque Ricardo Zielinski tiene apuntados a otros jugadores que considera prioritarios para encarar su nuevo proyecto.

En las próximas horas el plantel de Unión arribará a la capital de la provincia, mientras los dirigentes y el mánager Martín Zuccarelli comienzan a trabajar contrareloj para darle el gusto a Madelón de tener un nuevo delantero para generar más competencia en ataque.