Unión

Un peso pesado que tiene un pie afuera de Unión

Mientras Leo Madelón se quedó en Santa Fe para definir los refuerzos que pretende para 2019, algunos jugadores del plantel comienzan a decir adiós.

Jueves 13 de Diciembre de 2018

Unión, que no se caracteriza por las contrataciones rutilantes, hizo mucho ruido en el mercado de pases de enero de 2018 cuando contrató a Rodrigo Gómez, quien como no tenía lugar en Toluca de México se decidió por volver a la Argentina para recuperar su nivel en el club del cual es hincha fanático.

Desembarcó en un momento donde el equipo salía de memoria, y todos los lugares donde se podía llegar a meter entre los titulares tenían dueño. Es que de mitad de cancha hacia adelante, Franco Fragapane, Diego Zabala, Lucas Gamba y Franco Soldano venían de cerrar una gran primera parte de Superliga, donde el Tate había terminado en el tercer lugar y en zona de Copa Libertadores de América.

Y a pesar de un bajón futbolístico que sufrió el equipo y de la lesión que sufrió el mendocino Gamba, Droopy nunca pudo ganarse un lugar entre los titulares e incluso Leonardo Madelón mandó a la cancha al paraguayo José Núñez, quien disputó solo tres partidos con la rojiblanca.

En algunos momentos su pegada y desequilibrio fueron importantes, como por ejemplo en el Clásico que se disputó en el 15 de Abril, donde empataron 1-1, resultado que el equipo consiguió en la parte final de dicho encuentro. En ese encuentro Gómez fue el abanderado de la levantada.

Pero con la nueva temporada tampoco pudo recuperar el nivel que supo mostrar en su primer paso por el fútbol argentino con las camisetas de Argentinos, Quilmes e Independiente, que le valieron la venta a México.

A pesar de no haber encontrado su mejor forma en el Tate, el deseo del santafesino era quedarse en el club para el 2019, que será histórico por la primera intervención internacional del club. Incluso el mismo jugador admitió públicamente que habían empezado ya las conversaciones con los dirigentes de ambos clubes.

A Droopy se le termina su contrato con Toluca en junio del año que viene, donde de no renovarlo se quedaría con el pase en su poder. Sin embargo, el club azteca tiene pensado prorrogarle el vínculo, ya que tienen dos ofertas para venderlo.

De esta manera, Madelón ya deberá pensar en un jugador de similares características para contratar en este mercado de pases, en una tarea que se presenta muy complicada debido a que son los jugadores más cotizados.

Hasta aquí solamente surgió un nombre de esas cualidades para ponerse la rojiblanca para el 2019 y es Brian Sarmiento, quien no tuvo participación en la segunda parte de 2018 con la camiseta de Newell's debido a que se recupera de una lesión (luxofractura cerrada de tobillo izquierdo).

Se sabe que el entrenador le pedirá a los dirigentes jugadores en la ofensiva, que pasarán desde recambios para Zabala y Fragapane, y delanteros  para acoplarse a los que tiene el plantel, aunque si se va Soldano habrá que ir por un número puesto.

¿Te gustó la nota?