Si bien los resultados deportivos son óptimos y las victorias con rendimientos importantes no hacen extrañar a algunos jugadores, está claro que la plantilla que tiene Leonardo Madelón es acotada y varios casos sucedieron al mismo tiempo.

Entonces estos días sirven para afianzar las recuperaciones y darle al cuerpo técnico las posibilidades de que algunos puedan estar disponibles a la brevedad.

Por lo pronto, Unión emitió caso por caso las gravedades de las lesiones de los cuatro jugadores que están fuera de la consideración del cuerpo técnico:

Nereo Fernández: los estudios demostraron lesión grado II en isquiotibiales de muslo izquierdo. Se realizó electroforesis percutanea. Trabaja junto al equipo de kinesiología.

Emanuel Britez: evoluciona favorablemente de periostitis postraumática de calcáneo derecho. Reinsertándose gradualmente a trabajos de campo.

Claudio Aquino: reinsertándose a trabajos de campo tras su dolencia inserción de aductor mayor derecho

Leonardo Sánchez: en rehabilitación sin impacto por lesión osteocondral en cóndilo femoral. Se planea aumentar la exigencia a partir de diciembre.