Unión
Lunes 27 de Noviembre de 2017

Unión no recibiría ni un peso cuando se vaya su jugador más influyente

El Tatengue está realizando una gran campaña después de muchos años, con la posibilidad histórica de alcanzar al puntero Boca. Pensando en el futuro, a Lucas Gamba se le vence el contrato en junio del año que viene y podría marcharse con el pase en su poder

Lucas Gamba se transformó en el jugador más importante de Unión en los últimos años, ya que desde diciembre de 2014 cuando Unión abrochó su retorno a Primera División a esta parte fue titular indiscutido, marcando goles trascendentales como el que le anotó a Colón en 2016, en la victoria por 1-0 en el estadio 15 de Abril.

Pero también marcó en el Monumental y en La Bombonera, por nombras algunos goles importantes en estadios emblemáticos del fútbol argentino. Además, siempre fue el ladero indicado para cada centrodelantero que pasó por la institución, como Claudio Guerra, Enrique Triverio, Claudio Riaño y Franco Soldano, por nombrar a los más significativos.

LEER MÁS ►► Con las defensas altas

Pero en el inicio de esta temporada está mostrando su mejor versión. Comenzó marcando el segundo gol en la victoria ante Lanús por la Copa Argentina, mientras que en el mismo certamen anotó el último penal en la definición ante Nueva Chicago en la etapa anterior. En tanto, en la Superliga participó en nueve de los 15 tantos que el equipo lleva anotados.

Embed


El mendocino lleva cinco goles y cuatro asistencias. Los tantos fueron ante Defensa y Justicia (triunfo 3-1), Olimpo (victoria 2-0), Godoy Cruz (-de penal-, triunfo 2-0), Vélez (éxito 2-0) y Patronato (-de penal- victoria por 3-2).


Embed


En los últimos mercados de pases su nombre fue uno de los que se nombró con insistencia con serias chances de abandonar la institución. Incluso se habló de ofertas concretas del Columbus Crew de la Major League Soccer de Estados Unidos y Arabia Saudita.

Pese a estas propuestas que desde lo económico hubiesen significado un salto trascendental para el jugador, su destino siguió siendo Unión, donde cada vez se convierte en un jugador más decisivo a la hora de golpear en el área rival y suele también aportar sacrificio y entrega cuando se lo necesita, como ocurrió el pasado sábado en Paraná donde el equipo jugó gran parte del segundo tiempo con un jugador menos por la expulsión de Emanuel Britez.


Sin embargo, es un hecho que Gamba está jugando sus últimos partidos con la camiseta rojiblanca, ya que en junio del año que viene se quedará con el pase en su poder y podrá negociar su incorporación a cualquier equipo que lo pretenda. Si esto prospera, a Unión no le ingresaría un solo peso por el jugador más influyente que tuvo durante los últimos años, lo que sin duda podría considerarse como un costo político muy alto para esta dirigencia.

El club tiene dos posibilidades: negociar un nuevo contrato con el delantero o venderlo en el mercado de pases de enero. Si esto no resulta factible, para que ingrese un buen dinero al club se debería acudir a la buena predisposición del jugador, que es consciente de que está en el momento justo de dar un gran paso que le pueda repercutir en lo económico, más allá de lo deportivo.