En Argentina el dinero no sobra y los clubes tampoco están exentos de eso. En una economía de guerra, el peso se cuida como oro y por eso, cada vez que llega una cuenta, se apreta el puño y se ciñen las cejas. Justamente Unión recibió este miércoles una muy mala noticia. ¿Qué pasó? Fue sancionado por la Superliga.

LEER MÁS: "Estamos preocupados y ocupados con la licencia"

La atención estuvo puesta en el campo de juego del estadio Tomás Adolfo Ducó de Huracán, que luce en malas condiciones y el organizador del fútbol nacional quiere ser estricto en ese sentido y le aplicó un castigo. Pero por lo bajo también el Tate sintió el rigor con la multa de 300 entradas generales por "no haber presentado a tiempo la habilitación de su estadio", según recita el parte oficial.

LEER MÁS: Leo Madelón, con un ojo en San Lorenzo y el otro en el Clásico

Si se tiene en cuenta que últimamente las localidades valían 370 pesos, el cálculo da que deberá abonar 110.000 pesos. Quizás en el mundo del fútbol no es mucho, pero para cualquiera realmente es una cifra importante.

Había preocupación en los dirigentes respecto a la inspección que llegará por parte de la Conmebol atendiendo a que el Tate participará de la Copa Sudamericana 2019, sin embargo, esto resonó fuerte en Santa Fe en lo que terminó siendo una relevante llamada de atención, ya que se trata de una sanción "leve".

Por ahora el club no hizo su descargo, por eso habrá que ver si lo hará.