Con el ingreso de Luciano Balbi por el lesionado Bruno Pittón (será operado del hombro), Unión se prepara para visitar este viernes, a las 21.15, a Argentinos, en uno de los encuentros que abrirá la 22ª fecha de la Superliga. El equipo no está confirmado, pero sí definido desde hace varios días, con lo cual reina una tranquilidad y confianza absoluta en el plantel, que quiere volver a la victoria después del empate con sabor a poco que le quedó ante San Martín (SJ) 1-1.

Se sabe perfectamente que el entrenador, Leonardo Madelón, es de la idea de tocar el equipo lo menos posible y en este caso cambiará de manera obligada, pero sabiendo que es un puesto por puesto, ya que Balbi es lateral izquierda por naturaleza y por eso se transforma en la primera y mejor opción para suplantar a un Pittón que dejará el equipo por causa de fuerza mayor.

Después, no habrá más retoques y lo único nuevo que se puede ver es el tipo de planteo en una cancha de dimensiones reducidas como el Diego Armando Maradona. En este sentido, el DT sabe cómo juega el Bicho en su reducto, donde se hace muy fuerte y por eso se plantará para jugarle de igual a igual, con la presión alta como arma fundamental. De igual modo, el grupo tiene bien en claro que es prioritario mantener el orden y la concentración durante todo el encuentro.

LEER MÁS: Unión le puso fecha a la operación de Bruno Pittón

En consecuencia, los elegidos serían: Nereo Fernández; Damián Martínez, Yeimar Pastor Gómez Andrade, Jonathan Bottinelli y Luciano Balbi; Diego Zabala, Mauro Pittón, Nelson Acevedo y Franco Fragapane; Lucas Gamba y Franco Soldano. La lista de concentrados se completa con ocho jugadores, dos nuevos respecto de los que estuvieron ante el Santo, como Julián Vitale y Walter Bracamonte, factor que da a entender que el Francés está buscando más opciones ante esta importante prueba de fuego.

Además, viajaban a Capital Federal, Matías Castro, Brian Blasi, Manuel De Iriondo, Rodrigo Gómez, Santiago Lebus y Matías Gallegos. Deben ser 18 los que firmen planilla, por lo tanto uno quedará afuera.