Unión
Viernes 29 de Diciembre de 2017

"Utedyc muestra lo peor del gremialismo a nivel país"

Luis Spahn cargó con todo contra el gremio por el paro que están llevando adelante en Unión y Colón, y confirmó que en las próximas horas se juntará con José Vignatti, ya que considera que "tenemos el mismo problema"

Los clubes santafesinos se encuentran en pie de guerra contra Utedyc, ya que en ambas instituciones se lleva adelante un paro, el cual parece no tener una solución en el horizonte debido a las grandes diferencias que hay entre las dos partes.

Sobre esta situación también se refirió Luis Spahn en diálogo con Radio Sol 91.5 y afirmó: "No es una situación cómoda, está desgastada. Hay muy buenos empleados y hay otros que la verdad preferiríamos que sean de otro club, de unionistas tienen muy poco, ya que aprovechan cualquier prebenda gremial para no trabajar y no colaborar. Estuve hablando con José (Vignatti) y trataremos de armar una reunión en conjunto con Utedyc, no estamos acostumbrados a negociar y que nos traicionen y nos mientan, desde el sindicato y los delegados. Hace que la relación sea un poco vergonzosa como administrador del club. Hay una elaboración de un vínculo donde los empleados quedan y los jugadores y los dirigentes pasan, y hacen del club una entidad de su propiedad, más que de los socios y los dirigentes que nos toca administrarla".



Y agregó: "Siento mucha vergüenza por lo que pasa, esta relación está muy desgastada. Errores de anteriores gestiones y de la nuestra hizo que nos encontremos en una situación incomprensible dentro del ámbito del fútbol. Por ejemplo que los entrenadores y los preparadores físicos de las inferiores sean empleados de planta permanente. Considero que si tienen un poquito de dignidad y valoran su trabajo deberían presentar la renuncia, ya que en el ámbito del fútbol todos saben que tienen que estar con contratos transitorios. Pero el gremio los tiene, los convierte en planta permanente, eso hace que baje el rendimiento, la motivación y las ganas de aprender, se llega a una situación donde se convierte a un técnico de fútbol donde se lo relaciona más a un empleado estatal por la garantía de la estabilidad, que a un técnico de fútbol que siempre estuvo ligado a su rendimiento. Después hay está el problema con seguridad, que es el grupo más disconforme. El gremio tiene un par de delegados, presionan, hacen asambleas con tintes amenazantes para quienes quieren trabajar. Utedyc muestra lo peor del gremialismo a nivel país".



Y sobre la reunión que mantendrá con Vignatti, contó: "Tenemos el mismo problema, tenemos la idea de reunirnos y que esto termine de una vez. Ganan fortunas, tienen la primera paritaria, la productividad es nula en algunos empleados. Hay un montón de circunstancias que son intolerables. No digo que esté mal el reclamo pero no están a la altura de la retribución que tienen. Cobran más de 1.000 pesos por partido y no se los puede mover. Creo que es una situación desgastada y se tiene que terminar, más cuando uno se siente defraudando cuando le mienten.