Mientras el plantel de Unión continúa con sus tareas en el tercer día de trabajo de la pretemporada 2019, los dirigentes junto al Director Deportivo continúan abocados al armado del nuevo plantel.

Está más que claro que se verá un elenco bastante renovado, con las determinaciones de no continuar con varios vínculos y en otros casos no renovar préstamos o contratos que estaban en pie.

En la mitad de la cancha hay dos jugadores cuyas situaciones aún no se resolvieron, aunque todos los caminos conducen a pensar que no seguirán vistiendo la casaca roja y blanca.

Uno de ellos es Diego Zabala. Desde hace por lo menos dos semanas se menciona a un principio de acuerdo con Rosario Central, pero mientras su representante Cristian Bragarnik no regrese al país, la operación no se podrá cristalizar. A la par, el uruguayo, con contrato unido a la entidad santafesina, se presentó y trabaja a la par de sus compañeros.

El otro futbolista clave en el equipo que consiguió el pasaporte a la Copa Sudamericana 2020 fue Franco Fragapane, que tiene contrato hasta el último día de junio, y al cual le acercaron varias ofertas del fútbol argentino y del exterior.

La dirigencia de Unión le acercó varias ofertas pero nunca fueron apetecibles al goleador ni a la gente que lo representa. Incluso en los últimos días se habló de la posibilidad de utilizar el dinero de la supuesta transferencia de Zabala para aumentar la apuesta y pugnar por retenerlo.

Mientras tanto, los días pasan y en el mercado hay dos jugadores de corte ofensivo que fueron sondeados y están en la carpeta de Leonardo Madelón. Uno de ellos es Juan Cavallero, quien descendió a la B Nacional con Tigre.

Y el otro que tomó fuerza al cerrarse la presente semana es del Gabriel Carabajal, el cordobés que con sus goles mantuvo a Patronato en Primera División. No continuará en el elenco entrerriano y su pase pertenece a Godoy Cruz, que no lo tendrá en cuenta.

Carabajal nació en la Docta, se confesó hincha de Talleres, tiene 28 años y en su carrera también registra pasos por Patriotas (Colombia), Universidad San Martín de Perú y San Martín de San Juan.

Con la casaca del Patrón, el volante ofensivo marcó 6 goles en 25 partidos, siendo los últimos cotejos los más importantes. Además del interés del Tate, otro que puso su mirada en el jugador fue Frank Darío Kudelka, para llevarlo a Newell's ya que lo conoce de su paso por Talleres.