Vázquez no va más

Ayer se supo que Modesto Tito Vázquez no continuará en el cargo que ocupó en los últimos tres años y es una incógnita quién lo sucederá. ¿Martín Jaite o Gabriel Markus? Por ahora parece que el primero picó en punta.

Miércoles 14 de Diciembre de 2011

Una certeza y un misterio. De eso se trata la actualidad que rodea a la figura del capitán del equipo argentino de Copa Davis. Ayer se supo que Modesto Tito Vázquez no continuará en el cargo que ocupó en los últimos tres años y es una incógnita quién lo sucederá. ¿Martín Jaite o Gabriel Markus? Por ahora parece que el primero picó en punta. Tampoco se sabe cuándo habrá anuncio oficial, al parecer, entre hoy y mañana.

La Asociación Argentina de Tenis le hizo saber ayer a Tito que continuará como capitán, algo que el propio Vázquez ya debió imaginarse en España, luego de caer en la final en Sevilla ante el equipo local. Consumada la cuarta desilusión en una final por la Ensaladera de Plata, el propio Vázquez hizo saber su deseo de continuar en el equipo, opción que no eligió la AAT. A pesar de eso, Vázquez seguirá en su cargo de Director de Desarrollo, donde le renovarán el contrato.

Ayer por la tarde se desarrolló en la AAT una reunión encabezada por el presidente Arturo Grimaldi en la que se analizaron las opciones y los pasos a seguir en un año de Copa Davis con compromisos temprano (arranca en febrero) y muy auspicioso para Argentina, que de pasar la primera serie ante Alemania como visitante, recibirá en casa a todas las potencias.

En este contexto cobra fuerza la figura de Martín Jaite, quien llegaría a su cargo acompañado de Mariano Zabaleta, y la elección no sería azarosa por dos razones: Jaite fue entrenador de David Nalbandian entre 2007 y 2008 y mantiene una muy buena relación con el cordobés. Mariano Zabaleta es más cercano a su coterráneo Juan Martín Del Potro, por lo que la dupla Jaite-Zabaleta permitiría darle cierto equilibrio a la balanza de los pesos pesados del equipo.

Nalbandian protagonizó varios cortocircuitos con Vázquez en lo que duró su estadía en la silla de capitán, a pesar de que lograron convivir armónicamente en las últimas series. Una simbiosis a la que sí o sí David debió adaptarse para cumplimentar el deseo que lo desvela: ganar la Ensaladera.

En ese punto, Vázquez cumplió con un doble mérito. Le bajó los decibeles a sus encontronazos con Nalbandian y a su vez logró la convivencia entre el de Unquillo y Delpo, cuya relación explotó para mal tras la final perdida en Mar del Plata, en 2008, lo que provocó la ausencia del tandilense en la Davis hasta su retorno de este año. Jaite no tiene sólo buena relación con Nalbandian, sino que conoce muy bien a todos los jugadores argentinos. El director del ATP de Buenos Aires lleva más de 20 años como entrenador (también preparó a Gastón Gaudio y fue capìtán de la Fed Cup).

Zabaleta, por su parte, fue hasta hace algunos días entrenador de Juan Mónaco y mantiene un trato hasta de amistad con Juan Ignacio Chela, otro de los habituales nombres de las convocatorias. El roldanense Eduardo Schwank, de habitual perfil bajo no entra en la discusión de las afinidades, se lleva bien con todos sus compañeros a pesar de que es más cercano al riñón de Nalbandian. La llegada de Jaite-Zabaleta sería inminente y a todo o nada. No arribaría uno sin el otro.

La segunda opción sería el ex tenista Gabriel Markus, quien reconoció el acercamiento con la AAT y manifestó su deseo diciendo que "estar en la Davis es algo muy especial y tentador. Si realmente me lo piden y están decididos por mi, aceptaría el cargo".

Pero Markus tiene una contra: no terminó de la mejor manera con Nalbandian. Con este detalle es probable que la AAT no quiera volver a quemarse con leche y tener, en el año de las mejores probabilidades de ganar el título, otra vez problemas de convivencia.

Tito Vázquez ya no se sentará en el banco de las indicaciones y esa es hasta ahora la certeza. La incógnita es quién lo sucederá, aunque los indicios ayudan bastante a adivinar el nombre. El anuncio oficial parece una cuestión de horas y a partir de entonces Argentina volverá a empezar en la Davis.

¿Te gustó la nota?