Roger Federer, segundo preclasificado y número dos del mundo, avanzó a los octavos de final del US Open tras ganarle al australiano Nick Kyrgios (30°) por 6-4, 6-1 y 7-5 en una hora y 44 minutos de juego.

Pero en el tercer parcial, el suizo se llevó la ovación incluso de su rival luego de un punto majestuoso: corrió una pelota que parecía imposible y justo antes del segundo pique la tocó por afuera de la red para maravillar a todos.


En la próxima ronda, el tenista que acumula 20 títulos de Grand Slam jugará ante otro australiano: John Millman.