Las Surveyor, sondas robots de exploración de la Luna

Este fue el tercero y último programa estadounidense de sondas lunares automáticas con capacidad fotográfica, de análisis químico y excavación del suelo.

Lunes 17 de Junio de 2013

Jorge Coghlan

Especial Diario UNO

El Programa Surveyor fue el tercero y último programa estadounidense de sondas lunares automáticas con capacidad fotográfica, de análisis químico y excavación del suelo.

Se trató de siete misiones con cinco éxitos, lanzadas entre el 31 de mayo de 1966 y el 7 de enero de 1968 y cuyos objetivos en conjunto fueron: posibilidad de realizar alunizajes suaves, transformarse en base lunar, proporcionar información básica y realizar estudios científicos sobre la superficie de la Luna para el programa tripulado Apolo.

Todas las misiones

Surveyor 1 (31 de mayo de 1966 / 2 de junio de 1966): descendió en el Océano de las Tempestades. Emitió 11.150 fotografías hasta el 13 de julio de 1966. El último contacto fue el 7 de enero de 1967. Portaba una cámara de TV y más de 100 sensores para medir las condiciones de la nave. Probó que el suelo lunar aguantaba el peso de una nave.

Surveyor 2 (20 a 23 de septiembre de 1966) - Copia del Surveyor 1: cayó a la superficie lunar por falta de estabilidad y se estrella. No se obtuvo, por tanto, ningún dato científico.

Surveyor 3 (17 a 20 de abril de 1967): descendió en el Océano de las Tempestades, dentro de un cráter de 198 metros de diámetro y 15 de profundidad. Con una draga excavó el suelo lunar, encontrando guijarros a 15 centímetros de profundidad. Envió más de 6.315 imágenes. El puesto terminó fuera de servicio el 3 de mayo de 1967 tras dejar de responder debido a las bajas temperaturas soportadas durante dos semanas en la noche lunar. Sus restos fueron analizados por la misión Apolo XII en noviembre de 1969, para analizar la contaminación lunar, en experimentos sobre cuarentena.

Surveyor 4 (14 a 17 de julio de 1967): debió repetir las tareas de las sondas anteriores. Perdió contacto 3 minutos antes del alunizaje, estrellándose contra el suelo lunar.

Surveyor 5 (8 a 11 de septiembre de 1967): descendió en el Mar de la Tranquilidad, en el interior de un cráter de 10 metros de diámetro y a sólo 25 kilómetros del lugar destinado al Apolo XI. El análisis químico con partículas alfa reveló la existencia de basaltos lunares. Emitió 19.118 imágenes y sobrevivió a la primera noche lunar (-150°), pero en esa instancia la calidad de los datos disminuyó.

Surveyor 6 (7 a 10 de noviembre de 1967): envió 30.100 imágenes y estudió la superficie lunar con partículas alfa.

Surveyor 7 (7 a 10 de enero de 1968): descendió en el cráter Tycho. Envió 21.274 imágenes, con fotografías de la Tierra y Júpiter. Excavó el suelo y analizó el contenido de hierro. Fue el final de la exploración automática estadounidense de la Luna.

Características

La estructura de la nave Surveyor 1 –muy similares a las otras– consistía en un trípode de aluminio de paredes finas y tubería de interconexión de aparatos con superficies de montaje y accesorios para la energía, comunicaciones, propulsión, orientación, electrónica y carga útil. Su mástil central estaba extendido a un metro por encima del vértice del trípode. Tres patas de aterrizaje de bisagra se montaban en las esquinas inferiores de la estructura. Las patas contenían los amortiguadores, viajaban dobladas para entrar en la nave de lanzamiento.

Además, contaba con un panel de 855 centímetros cuadrados con 792 células solares, que fue montado sobre un posicionador en la parte superior del mástil y generaba 85 watts de potencia que se almacenaba en baterías recargables de plata y zinc.

Sus comunicaciones se lograban a través de una antena de alta ganancia en forma de panel montada en la parte superior del mástil central para transmitir las imágenes de televisión, dos antenas omnidireccionales cónicas montadas en los extremos de dos brazos plegables para otras comunicaciones, dos receptores y dos transmisores. Asimismo, el control térmico se lograba mediante el uso de pintura blanca, acabados de emisión térmica de alto grado y aluminio pulido. Dos compartimentos con control térmico, estaban equipados con mantas de insolación, tubos de calor por conducción, interruptores térmicos y pequeños calentadores eléctricos.

Uno de los compartimentos, con temperatura de 5 a 50 grados C, contenía los componentes de comunicaciones y electrónica de energía. El otro, de temperatura entre -20 y 50 grados C, incluía el sistema del comando y procesamiento de señales. La cámara de TV fue montada en la parte superior del trípode y también se montaron medidores de tensión, los sensores de temperatura, y otros instrumentos de ingeniería estaban en la nave espacial. Uno de los equipos fotométricos fueron montados en el extremo de una de las bases o patas de alunizaje y uno en un corto brazo desde la parte inferior de la estructura. Otros paquetes de carga útil, de una misión a otra, fueron montados en varias partes de la estructura.

Un sensor solar, un escáner Canopus (nombre de la estrella que se usa para el guiado de las sondas) y giroscopios proporcionaron los conocimientos de actitud en tres ejes de estabilización. La propulsión y el control de actitud usó gas frío de nitrógeno, motores de control de actitud durante las fases de crucero, tres motores de cohetes Vernier durante las fases de potencia, incluido el aterrizaje, y el motor sólido como retrocohete carburante durante el descenso de la nave. Dicho retrocohete era una caja de acero esférica montada en la parte inferior central de la nave.

Los depósitos de combustible, por su parte, eran hidrato de hidracina, oxidante para el motor Vernier. El combustible estaba almacenado en tanques esféricos montados en la estructura de trípode. Para la secuencia de aterrizaje, a una altitud se activó el radar para activar el retrocohete principal de frenado. Después de ello, el retrocohete y el radar fueron expulsados y el altímetro de radar Doppler fue activado.

Los instrumentos científicos de la Surveyor eran: dos cámaras de televisión, una montada en la parte inferior de la sonda para la fotografía de aproximación, otra cámara de televisión para las imágenes panorámicas, y un espectrómetro de rayos Alfa para estudiar la superficie lunar. También contaba con un brazo para la recogida de muestras. En síntesis, la Surveyor 1, similar a las otras, tenía una masa de 995,2 kilos en el lanzamiento y 294,3 kilos en el aterrizaje.

 JPL/NASA

¿Te gustó la nota?