Judiciales

Quedaron en libertad los dos detenidos por el homicidio de Crespo y San Luis

El martes fueron imputados pero ante falta de pruebas se dispuso una medida alternativa a la prisión. 

Jueves 31 de Enero de 2019

El juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Rodolfo Mingarini, dispuso que los dos jóvenes detenidos por el crimen de un muchacho ocurrido el pasado domingo en San Luis y Crespo atraviesen el proceso con medidas alternativas a la prisión preventiva. 

Se trata de Carlos Alberto A. (27) y Santiago S. (21), quienes fueron detenidos, instantes después del hecho, por personal policial que arribó al lugar tras detectar una fuerte riña que terminó con la vida de
Leonardo Fabio Pérez de 31 años por una puñalada en el tórax.

El pasado martes fueron imputados por el fiscal de la Unidad Especial de Homicidios, Jorge Nessier, quien les atribuyó la figura de "homicidio" en coautoría y además explicó que del hecho participó una tercera persona que aún no logró ser identificada. 

En esa audiencia, realizada ante el juez Darío Sánchez, los dos imputados dieron su versión de los hechos sobre que hicieron en la noche del sábado y madrugada del domingo cuando terminaron siendo aprehendidos. Según explicaron, ambos fueron a bailar al club República del Oeste y cerca de las 6 salieron del baile. Los dos subieron a una motocicleta y fueron tocados por un automóvil que provocó que caigan a la calle. Minutos después lograron arrancar la moto y se dirigieron hacia Pizza México, ubicado en San Luis y Crespo, en zona de la terminal de ómnibus. 

El testimonio de los dos acusados destacó además que aquella mañana no pudieron ingresar al local y se quedaron en la puerta. Fue en ese momento  cuando los uniformados fueron hasta ellos para esposarlos ya que un testigo los acusó de haber participado del crimen

Este jueves, cuando se iba a llevar a cabo la audiencia de prisión preventiva, las defensas de los imputados, a cargo de Ignacio Alfonso Garrone y Mario Guedes, del Servicio Público Provincial de la Defensa Penal, solicitaron su excarcelación tras sostener que el único testigo -un trapito- no logró ser ubicado para que amplíe su declaración.

A su vez, la Fiscalía pudo corroborar la versión de los imputados mediante el peritaje a las cámaras de seguridad. En esa linea, estableció que las heridas que presentaban los dos jóvenes habían sido provocadas por la caída en la motocicleta. 

Ante tal situación, el juez Mingarini otorgó la libertad para los acusados y fijó una serie de medidas que deberán cumplir: fijar domicilio, presentarse periódicamente en el Ministerio Público de la Acusación y quedar bajo la guarda de una persona. 

¿Te gustó la nota?