Judiciales

Un albañil, la clave de un violento robo a una casa de Bº María Selva

Lo acusan de haber robado la llave que facilitó ingresar a la vivienda. El martes se define si queda en prisión preventiva. 

Lunes 28 de Enero de 2019

El violento asalto que sufrió una familia del barrio María Selva, el 10 de enero pasado, en Alberdi al 6500, tuvo nuevo capítulo judicial en los tribunales de Santa Fe. La fiscal del caso, María Lucila Nuzzo, imputó a otro presunto integrante de la banda que desvalijó la propiedad y luego huyó en el auto propiedad de las víctimas.

Se trata de Maximiliano P., un joven de 21 años, quien trabajó en la vivienda como albañil y sobre el cual recaen todas las sospechas de haber robado la llave de la propiedad para ingresar, con dos personas más, y llevar a cabo el atraco. 

Esta mañana, la fiscal Nuzzo, le atribuyó el delito de "co autor de robo calificado por el uso de arma de fuego, en poblado y en banda y con la utilización de la verdadera llave sustraída, en concurso real con el delito de privación ilegitima de la libertad agravada por la violencia o amenazas, todo en concurso real".  La imputación fue en el marco de una audiencia llevada a cabo ante el juez Rodolfo Mingarini y el abogado defensor, Sebastian Moleón, del Servicio Público Provincial de la Defensa Penal. 

El joven fue detenido en la jornada del viernes luego de una serie de trabajos de inteligencia llevados a cabo por agentes de la Policía de Investigaciones de Santa Fe que determinaron su participación en el hecho. 

El caso remonta al 10 de enero, cuando cerca de las 5 de la mañana, al menos tres delincuentes ingresaron, con la llave de la puerta, a una casa del barrio María Selva. Allí, mediante armas de fuego y blancas, despertaron a la propietaria de la vivienda y a dos familiares que también residen en ese domicilio. Uno de los asaltantes, Walter Pereyra, -quien ya fue imputado y permanece en prisión- llevó a las tres victimas hasta una habitación y durante cuarenta minutos, las amenazó con un arma de fuego y obligó a que permanezcan allí.

En otro sector de la propiedad, los otros delincuentes, entre ellos, el sindicado albañil, sustrajeron un televisor, una impresora, una notebook, tres teléfonos celulares y tarjetas de crédito y débito. Esos elementos fueron cargados en un Citroen C3 propiedad de la dueña de la vivienda.  Antes de retirarse del lugar, los asaltantes se armaron una picada, bebieron algo y huyeron en dicho vehículo. 

Ese Citroen C3, fue el mismo, que horas después protagonizó una peligrosa fuga por el macrocentro santafesino luego de que agentes policiales detectaron que  era el coche que había sido robado en la vivienda del barrio María Selva. 

Aquella persecución terminó con una agente de la Brigada Motorizada atropellada, dos vehículos chocados y el propio auto sustraído totalmente siniestrado por la imprudente conducción de Pereyra. El mismo fue detenido en 4 de Enero y Pedro Ferré y desde el 14 de enero por orden de la jueza Roana Carrara, permanece en prisión preventiva. 

Tras la caída de Pereyra y con la detención de ayer de Maximiliano P., se cierra la hipótesis de quienes llevaron adelante el robo en María Selva. Resta de todas maneras, indicaron fuentes del caso, determinar quien fue la tercera persona que participó del violento episodio.

¿Te gustó la nota?