Ovación

Andrés Irigoyen: "Lo que extraño es jugar al rugby"

Andrés Irigoyen es un crack del rugby santafesino, fue un destacado jugador de Universitario, un apertura muy talentoso que también pudo desplegar su juego en los seleccionados de la USR

Domingo 27 de Diciembre de 2020

Andrés Irigoyen ha sido uno de los jugadores más importante del rugby santafesino. Un medio apertura diferente, particular y muy exquisito, símbolo eterno de Universitario de Santa Fe y de los seleccionados santafesinos. Una persona muy querida por sus rivales y ni hablar con los que compartió un plantel, ya sea en los Cuervos o en el seleccionado de la USR.

La entidad de barrio Las Delicias va camino a cumplir 80 años de vida, y el Colo Irigoyen es uno de sus jugadores más importantes, en todo su historial, por lo que siempre significó dentro y fuera de la cancha. Junto a Marcelo Manassero conformaron una de las parejas de medio más trascendentes del rugby local, tanto en Universitario como en el seleccionado.

El Colo Irigoyen, radicado actualmente en Buenos Aires, se dio el gusto de jugar en Los Pumas. Lo hizo en la posición de wing, el 13 de septiembre de 1997 ante Paraguay en la provincia de Corrientes, y es considerado para la UAR el Puma 551.Andrés, hermano de Ignacio y Martín, uno trabajando actualmente en Alma Juniors de Esperanza, y el otro colaborando en la entidad de Las Delicias, no solamente fue Pumita, sino que también integró el seleccionado nacional de Ascenso junto a Leandro Carrera.

Colo2.jpg
El Colo Irigoyen está radicado en Buenos Aires, pero siempre hay tiempo para hablar del deporte que ama: el rugby.

El Colo Irigoyen está radicado en Buenos Aires, pero siempre hay tiempo para hablar del deporte que ama: el rugby.

"La verdad es que ahora estoy muy contento de haber podido venir a Santa Fe a pasar las fiestas. Hacía desde carnaval que no venía, o sea que hacía mucho tiempo. Por suerte pudimos llegar, reencontrarnos con la familia, y con emociones puras, ya que hacía tiempo que no veíamos nuestras familias. Con Nacho y Martín algo hablamos de rugby, pero felices porque por suerte nos vamos a poder quedar un mes. Veremos qué pasa con todo esto" arrancó señalando Andrés Irigoyen a UNO Santa Fe.

El exPuma santafesino comentó que "en Buenos Aires en el aspecto laboral estoy muy bien, me tratan bien, hace dieciséis años que estoy, aunque todavía no me acostumbro. A lo que es el ritmo de Buenos Aires, uno entra en la locura que tienen ellos, y cuando viene acá respira más tranquilo. Pero el resto y la familia, pasando este momento duro, a nivel psicológico es muy difícil, pero sobre todo para la familia": Inmediatamente, el Colo aseguró que "El rugby lo extraño, pero lo que extraño es jugarlo, te conté que gracias a mi hermano Nacho volví a ver los Jaguares, la verdad es que lo pasábamos muy lindo, íbamos con toda la familia a mirar los partidos, un momento muy lindo que todos aprovechamos".

El excapitán del Club Universitario de Santa Fe contó cómo fueron sus comienzos en el rugby. "Me encantaba el rugby, pero fue una época complicada porque fue cuando falleció Cayetano Masi, y mis viejos no estaban muy convencidos de que juegue. Hasta que llegó un tío, que me dijo de ir a jugar al rugby, iba a ir al CRAI por dos compañeros del colegio, Javier y Jorge López, pero me agarraron en el camino y fui a Universitario. Mi tío era el Negro Borlle, padre de Gastón, que es mi primo, y con él arrancamos a jugar y todo lo que vino después".

Colo3.jpg
Andrés formó junto al Chino Manassero una de las parejas de medios más importantes del rugby local.

Andrés formó junto al Chino Manassero una de las parejas de medios más importantes del rugby local.

"El primer entrenador que tuve en Uni fueron el Toro Pelossi y Richard Gómez, recuerdo de compañeros a Iván Fendrich, Pedro Huber, Pablo Delía, después viene el Tocho Morell, Alejandro Vasallo, Luciano Ceccato, Julio Gómez Paris, que es más chico que nosotros, Alejandro Moreyra, una lista interminable de buenos jugadores. En primera debuté a los 16 años, jugué hasta los 32 años que me fui a Buenos Aires, el tema es que el debut muy temprano, estábamos sin apertura porque Hugo Millaá había sufrido un golpe en la cabeza. Me gustaba jugar, debuté, pero igual lo más grandes me cuidaban mucho" resaltó el exintegrante del seleccionado mayor de la Unión Santafesina de Rugby.

Agregó que "desde ahí no paré nunca más, jugaba en juveniles y al otro día en la primera. En el plantel superior lo tuve de entrenador muchas veces a Jorge Bruzzone, Hugo Millaá, a Julio y Cacho García, a Rocky Clement, Javier Irruarízaga, en fin, muchos por todo el tiempo que jugué. Y compañeros los tuve a Néstor y Santiago Bagnarol, Diego Frenguelli, Marcelo Torres a quien también tuve de entrenador en juveniles. Muchos amigos, que hoy no los veo, pero por las redes se facilita la comunicación".

Apuntes de un histórico y calificado jugador

Nadie olvida de dos parejas de medios que tuvo el rugby santafesino. Una la integrada por Robertito Raffa y Kiko Salva en CRAI y la que luego conformaron en Universitario el Chino Manassero y el propio Andrés Irigoyen. "Es cierto, la pareja de medios con el Chino se la recuerda mucho. Él llegó cuando éramos menores de 19, venía de Liceo, se las recuerda porque fueron parejas de medios que jugamos mucho tiempo juntos. No solamente en Universitario, sino que también en el seleccionado. Entonces con el Chino, se hacía fácil jugar, tenía una visión estratégica del juego, había mucha armonía, y si no se la tiene cuesta plasmar el juego. Teníamos afinidad con muchos octavos, todos eran buenos, pero creo que Néstor Bagnarol fue un estupendo octavo, después vino Julio Gómez Paris, y el Ale Vasallo. Después llegó el Chancho Borlle, que lo hizo muy bien, pero Néstor tenía una calidad de juego muy buena, era un gran jugador y muy pensante".

Colo4.jpg
Irigoyen y una postal que lo caracteriza como capitán de uno de los tantos planteles de Uni que integró.

Irigoyen y una postal que lo caracteriza como capitán de uno de los tantos planteles de Uni que integró.

En cuanto al seleccionado de Santa Fe, Andrés contó que "también era chico cuando me convocan, solamente había seleccionado de M19, los entrenadores eran el Pato Méndez y el Cabezón Patrizi. Me llevaron a los 17 años, la división era 18 y 19, y tuve la suerte de ir a jugar contra Cuyo en Mendoza, y después en el estadio de Gimnasia de Ciudadela contra Buenos Aires. Ahí fue juvenil, pero en M19 con el Guagua Berra entré en el equipo de Seven, ahí tuvimos varios entrenadores, como Tito Qüesta, el Piojo González Viescas, se armaron lindos grupos. No me quiero olvidar que en el Seven lo teníamos a Cacho Hernández que era nuestro masajista, una gran persona que tengo guardada en mi corazón".

Señaló que "después ya vino la etapa del seleccionado mayor, el primer entrenador creo que fue Hugo Millaá, también estaban Jorge Bruzzone, Raúl De Biaggio y el Fino López. Se variaba bastante, después lo tuvimos a Carlitos Nallím, se cambió bastante hasta que se logró seguir una línea. Jugué hasta que me retiré, hasta los 32 años, es más el último partido fue un amistoso que después los chicos ascendieron a primera. Estaba el Yanki Martin, que me dijo para ir a jugar a Buenos Aires, de hecho, me llevó a Los Matreros, pero ya estaba grande, pero la cuestión es que no estaban mis amigos, faltaba el rinconcito de Uni, pero le agradecí al Yanki, pero yo me estaba acostumbrando y asentando en Buenos Aires".

El Colo Irigoyen también recordó que "compañeros en el seleccionado tengo presente a muchos. Un montón y de todos los clubes. Para mí el seleccionado fue mi gran casa, era el gran club que teníamos. En una época eso no se entendió, venía un entrenador de tal club y se convocaban jugadores de cierto equipo, y los otros no iban. Después hubo por suerte un consenso y se tiró todos para el mismo lado. Igualmente había una excelente relación entre los jugadores. Te puedo mencionar cuando hubo otros entrenadores, como el Fefe Caputto, el Mono Poletti, a Raúl De Biaggio, se armó un grupo excelente, con mezcla de nuevas generaciones y experimentados, como Diego Hernández, Guille Botta, que al día de hoy tenemos una excelente relación y son chicos que queres hablar. Todos los Fernández, Victor Brusa, Kiko Salva, Robertito Raffa, Leandro Carreras, por eso, ha sido una infinidad de compañeros con el cual tengo una relación fantástica".

Colo5.jpg
Andrés jugó mucho tiempo en los diferentes seleccionados de la Unión Santafesina de Rugby.

Andrés jugó mucho tiempo en los diferentes seleccionados de la Unión Santafesina de Rugby.

Asuntos más que importantes

Andrés Irigoyen es todo un referente de su club y por eso fue oportuno conocer sobre la situación actual de Universitario que va camino a un acto eleccionario el 23 de enero próximo. "Si bien estoy hace mucho tiempo afuera, charlo con mi hermano, y tristemente hay dos listas. No tendría que ser así, sé que se buscaron consensos, pero no hubo acuerdo. Entiendo que todos queremos lo mejor para el club. Sea lo que sea, Uni tiene que volver a ser, deportivamente, y a nivel institucional, que se está bien, faltaría una cancha de hockey, pero eso se puede lograr. Pero en el caso de la primera, que es la vidriera del club, no está pasando por su mejor momento. Incluso cuando Uni salió campeón tanto tiempo, fue el momento de mayor crecimiento en todos los aspectos, y por eso considero que tenemos que volver a las bases".

"Hay que apostar fuerte al rugby infantil, y convenciendo a los chicos, que si no se entrenan nada se logra. Ojalá que más allá de gane quien gane las elecciones, sigamos todos en el mismo club, nadie se tiene que ir. El que gana gobierna y el que pierde acompaña. No tiene sentido dividirnos, el club es una institución y hay que tirar todos para el mismo lado, porque esto no es un partido político" señaló quien es para la Unión Argentina de Rugby el Puma 551 por su paso en el año 1997.

En relación a la presencia de un santafesino en Los Pumas, como el caso de Mayo Vivas, Andrés opinó que "lo de Mayco no me sorprendió que esté en Los Pumas, el trabajo que ha hecho es muy bueno, uno los ve como se entrenan, saben lo que quieren, entonces cuando uno sabe lo que quiere, lo tiene que hacer en base a trabajo, esfuerzo, y dedicación. Como Mayco tenés también el caso de Kremer, que vienen de clubes o ciudades que antes no pasaba nada. Eso tiene que ver con esta apertura nacional en cuanto al desarrollo. Se fue buscando tamaño, se equiparó por ese lado, el juego, y sobre dejando de lado las diferencias después del Mundial".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario