Omar Perotti

Con el apoyo de Alberto y un discurso duro contra Lifschitz y los senadores, Perotti inicia su gobernación

El Presidente estuvo en la jura del gobernador santafesino, quien cuestionó la aprobación del presupuesto, el déficit provincial, "la pobreza que avergüenza" y consideró que la provincia está en una emergencia en materia de seguridad

Miércoles 11 de Diciembre de 2019

Omar Perotti tuvo al Presidente de la Nación a su lado al momento de jurar como gobernador de Santa Fe. Alberto Fernández le prometió todo el apoyo nacional "porque ayudar a Omar será ayudar a los santafesinos", afirmó.

Después de 12 años la provincia vuelve a compartir el signo político con la Nación y eso se encargaron de dejarlo en claro desde el primer momento. Incluso Fernández ya hizo el primer anuncio que impacta directamente en Santa Fe. Les dará el gobierno de la hidrovía a las provincias que la conforman, lo que puede ser una verdadera palanca para la producción, una palabra que marcó gran parte de la alocución de Perotti.

Jura Perotti.jpg
Omar Perotti y Alberto Fernández
Omar Perotti y Alberto Fernández

El flamante gobernador también aprovechó su primer discurso y descargó muchas broncas acumuladas durante el proceso de transición. Sin pelos en la lengua cuestionó la gestión saliente frente a un Miguel Lifschitz que prácticamente no mostró gesto alguno ante los ataques. Los blancos fueron el déficit fiscal, la confección del presupuesto por parte del socialismo –con el guiño de un grupo de senadores justicialistas– para su primer año de gestión y la seguridad.

Embed

Luego de una breve introducción, Perotti dijo que dentro de la crisis económica nacional, Santa Fe tiene "problemas reales, graves y son muchos". También aclaró que no solo son fiscales esos inconvenientes, sino que en la provincia hay una "pobreza que avergüenza" y un alto desempleo.

Pero el rafaelino –que en un momento de su discurso destacó su ciudad natal y los valores que allí le inculcaron– fue por partes. Primero castigó a la gestión saliente por el déficit que, dijo, a octubre de este año es de 9.129 millones de pesos producto de que los gastos crecieron 9 puntos porcentuales más que los recursos y que si se compara el período enero–octubre del año pasado con el mismo periodo de 2019 el resultado fiscal es negativo en un 316%, "no observándose en ese período un deterioro de semejante magnitud en ninguna provincia argentina", cuestionó.

A ese análisis económico Perotti argumentó que si se le suma la proyección de los meses que faltan para terminar el año más un elevado nivel de deuda flotante "todo es más complicado aún".

Pero aseguró que no va a utilizar la excusa de la herencia recibida y que, en cambio, va a "cuidar los recursos, a gastar con prudencia" y que eso se hará "a la luz del día". Luego agregó: "A las crisis no se las llora, a las crisis se las enfrenta y se las derrota".

Omar Perotti.jpg
Omar Perotti
Omar Perotti

Seguridad

"No se puede vivir en paz sin un sistema de seguridad pública eficiente", sostuvo y adelantó que para ello se requiere "una policía adecuada a la legalidad democrática". Pero para llegar al punto actual, Perotti dijo que existió "una suerte de desgobierno político" en seguridad pública y que eso redundó en una "marcada autonomía policial".

También apuntó que la policía provincial "adolece de severas deficiencias institucionales" en la prevención delictiva y en la investigación criminal. También dijo que se va a necesitar el compromiso de los tres poderes del Estado para revertir esta situación que generó que la policía se haya "divorciado de la sociedad".

Pero lo más duro vino después, cuando Perotti denunció un pacto de gobernabilidad directo o indirecto con el delito vinculado al narcotráfico. "Este negocio se ha expandido al amparo de la desidia y la ignominia estatal. Tal como hemos visto a lo largo de este año en casos de notoriedad pública, el desdeño estatal se manifestó en la vista gorda policial pero también judicial y política, cuando no en la complicidad asentada en un pacto de gobernabilidad".

perotti fernandez.jpg

En este tema afirmó que es requisito para vivir más seguros que "el Estado vuelva con toda la fuerza donde nunca debió retirarse" y mencionó la educación, la salud, la cultura y el deporte. Para eso mencionó los programas de Inclusión Educativa y el de Boleto Educativo Gratuito.

Pero también aquí sacó a relucir la relación con la Nación ya que dijo que se coordinará el trabajo con las fuerzas federales para combatir el delito

"No todo puede dar lo mismo"

Con esa frase Perotti se refirió a la necesidad de rescatar los valores y, de paso, envió algunos mensajes a la vieja política a la que le advirtió que "las picardías y las trampas" ya no sirven. El mensaje fue hacia afuera, pero también se puede leer hacia adentro, ya que Perotti armó un gabinete que salvo por Marcelo Saín (Seguridad) y Roberto Súkerman (Trabajo) está repleto de funcionarios que tuvieron un largo recorrido en los gabinetes de Carlos Reuteman y Jorge Obeid.

Embed

El gobernador habló de que no es tiempo para "dirigentes alejados de su gente, que no dan cuenta de las políticas de diversidad, de género, del cambio climático, de los jóvenes, del futuro del trabajo y del impacto de las nuevas tecnologías".

"Las democracias en el mundo no han fracasado, lo que ha fracasado son las formas y modos que se utilizan a la hora de pretender alcanzar sus objetivos. Los convoco a repensar y a interrogarnos sobre esas formas. Porque siento que son parte de un pasado", dijo en lo que se interpreta como un mensaje a los senadores justicialistas que en las últimas semanas lo enfrentaron desde sus bancas.

Luego añadió: "Les pido a todos los sectores políticos que ayuden, que propongan. No pido que no haya críticas, sí deseo se respete la voluntad del pueblo santafesino que nos eligió para encaminar a Santa Fe".

El presupuesto

Sin vueltas Perotti dijo que deberá "reparar el daño institucional" que generó un hecho inédito en la provincia y que no sucedió en ninguna provincia, ni en el país. "Que un gobierno saliente le defina el presupuesto al gobierno nuevo que la gente eligió. No respetando las prioridades que los ciudadanos legitimaron con sus votos", sostuvo.

En ese sentido, le pidió a la nueva Legislatura –que en la Cámara de Diputados tendrá al propio Lifschitz como presidente– "que la voluntad de los santafesinos esté expresada en las correcciones que habrá que hacerle a ese presupuesto". Además, se comprometió que cuando finalice su mandato pedirá todas las prórrogas necesarias para que el próximo gobernador pueda armar su propio presupuesto.

Embed

La relación con Nación

Sin hacer mención específica a la deuda histórica por coparticipación que tiene Nación con Santa Fe, Perotti se mostró optimista en poder resolverlo con diálogo. "Las deudas hablan del pasado. Hay que darle crédito al futuro. Creo en ese diálogo maduro. Sabemos que contamos con un presidente, con disposición a escuchar, que quiere marcar su impronta en el federalismo argentino", dijo en referencia a un problema que lleva años sin resolverse a pesar de contar con un fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación y con dos de sus miembros presentes, Horacio Rosatti y Ricardo Lorenzetti.

El gobernador santafesino dijo que acompañará al presidente en todas sus decisiones, como la de retirar las vallas de Plaza de Mayo, aunque también le pidió "el retiro de las poderosas vallas que están en la General Paz y que han dividido históricamente a la capital y a las provincias del interior, frenando su desarrollo".

Por último dijo que los que vienen serán cuatro años de trabajo conjunto, de esfuerzo compartido, de "trabajo serio y eficiente para hacer una Santa Fe digna de su historia".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario