concejales

La crisis económica pone en debate el gasto político

La provincia decretó receso administrativo durante enero. El intendente de Rosario anunció "un plan de ahorro y austeridad" y los concejales de esa ciudad estudian bajarse un 30 por ciento los sueldos

Lunes 23 de Diciembre de 2019

La semana pasada el gobierno provincial decretó el receso para la administración pública durante todo enero. Además de la reorganización de las áreas, la medida estaba fundamentada en que producirá "un importante ahorro". Hoy se conoció que los concejales de la ciudad de Rosario estudian bajarse los sueldos un 30 por ciento. Mientras que el intendente de esa ciudad, Pablo Javkin, anunció que se van a reducir todos los gastos que sean prescindibles en la gestión municipal.

La iniciativa de reducir los salarios de los concejales es de la edila Caren Tepp, de Ciudad Futura –una fuerza autónoma e independiente de las estructuras partidarias tradicionales–, quien aclaró que no se van a sumar a ninguna ola que pida bajar el costo de la política o de la democracia y que la medida sería un gesto de la política ya que no tendría un impacto real en las cuentas municipales. Además, el proyecto de ordenanza busca aumentar los impuestos locales a los bancos, grandes constructoras, cerealeras y los habitantes de barrios privados de esa ciudad.

En este momento, en la ciudad del sur provincial los concejales están discutiendo el presupuesto municipal. Ese es el contexto en el que Javkin anunciara un plan "de ahorro y austeridad" y Tepp presentara su proyecto de reducción de dietas de los concejales.

En Santa Fe esa discusión aún parece lejana. El Concejo Municipal ya está en receso y quedó pendiente para las sesiones extraordinarias que se retomarán en febrero el tratamiento del Presupuesto 2020. Pero más allá de la pausa estival del cuerpo deliberante, el edil Guillermo Jerez, de Barrio 88 –una fuerza política afín a Ciudad Futura de Rosario–, tomó distancia del proyecto que busca un ahorro a partir de los salarios de los concejales ya que consideró que es mínimo el impacto fiscal y ese discurso puede contribuir a la antipolítica.

Jerez sí se mostró a favor de una discusión de fondo entre todas las fuerzas políticas "para ir hacia un ordenamiento progresivo del uso de los recursos del Concejo Municipal que permitan aggiornar la institución a los tiempos que corren". Pero para eso habrá que esperar todo enero y ver si los distintos partidos y frentes tienen la voluntad política de dar la discusión.

Rosario piensa en cómo ahorrar

El intendente de Rosario, Pablo Javkin, en el marco de la discusión presupuestaria presentó este lunes un plan de "ahorro y austeridad" con el que buscará equilibrar las cuentas de su Municipalidad. En conferencia de prensa destacó que "es muy importante ahorrar, cuando la economía es débil, si uno ahorra, equilibra; y si la equilibra puede invertir en lo que se fije como prioridades".

Javkin detalló que las restricciones apuntan a reducir el uso de celulares, gastos extras y choferes para funcionarios, achicar gastos en alquileres, prohibir impresiones en papel, anular la compra de computadoras y nuevo mobiliario, suspender aportes a eventos privados y redireccionar horas extras. "Vamos a suspender todos los gastos o servicios que consideremos prescindibles", aseguró y se mostró a favor de optimizar el uso de inmuebles propios o alquilados en los que "se puede compartir el uso de las dependencias y achicar el gasto de alquileres".

Por su parte, los concejales del interbloque Juntos por el Cambio proponen que la rebaja del 30 por ciento en las dietas de los ediles también se aplique a los integrantes del gabinete de Javkin y a los cargos políticos del Concejo Municipal.

A su vez, el Congreso nacional aprobó entre jueves y sábado la ley de emergencia que había enviado el presidente Alberto Fernández. Mientras que el gobierno de la provincia anunció la semana pasada que brindará asueto a toda la administración pública durante enero para reducir gastos en el primer mes del año. En plena crisis económica y social, con sectores vulnerables muy golpeados, todos están pensando en cómo ahorrar. Y está bien, mientras el Estado –en todos sus niveles– no deje de atender sus obligaciones con los que más lo necesitan.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario