Santa Fe

Reconoció que violó a su hija y fue condenado a 11 años

Tiene 56 años y cometió los ilícitos entre enero y julio de 2018. La fiscal que investigó los hechos es Alejandra Del Río Ayala

Domingo 08 de Marzo de 2020

Un hombre de 56 años cuyas iniciales son R. H. R. fue condenado a 11 años de prisión por abusar sexualmente de su propia hija menor de edad en la ciudad de Santa Fe entre enero y julio de 2018. Así lo dispuso por unanimidad el tribunal pluripersonal integrado por los jueces Rosana Carrara, Leandro Lazzarini y Gustavo Martín Urdiales en el marco de un juicio en el que se abreviaron los procedimientos y que se llevó a cabo en los tribunales de la capital provincial.

R. H. R. fue condenado como autor penalmente responsable de los delitos de abuso sexual con acceso carnal calificado (por el vínculo); abuso sexual simple calificado y promoción a la corrupción de menores agravada (por el vínculo).

La fiscal que investigó los hechos es Alejandra Del Río Ayala de la Unidad Fiscal de Género, Familiar y Sexual de la Fiscalía Regional 1.

A su cuidado y en dos oportunidades

“Se trata de un nuevo caso en el que un padre incestuoso violó a su propia hija”, remarcó la fiscal Del Río Ayala. También detalló que “los abusos fueron cometidos cuando la menor estaba al cuidado del hombre” y agregó que “en una de las oportunidades estuvo presente el hermano de la niña”.

Del Río Ayala también sostuvo que “las agresiones sexuales del condenado a su hija fueron realizadas en dos oportunidades”. Al respecto, precisó que “ocurrieron en dos viviendas distintas de la ciudad de Santa Fe”.

La fiscal del MPA indicó que "la investigación se inició a raíz de una denuncia realizada por la hermana mayor de la víctima”. Asimismo, hizo hincapié en que “el condenado reconoció su culpabilidad y la denunciante prestó su conformidad con la pena impuesta y con la realización de un juicio abreviado para resolver el caso”.

Preservar a la víctima

Del Río Ayala aclaró que “usamos solo las iniciales del condenado para preservar la identidad de la víctima. En función de que la niña abusada es hija del hombre, tienen el mismo apellido y por lo tanto corresponde llevar a cabo todos los resguardos para evitar su revictimización”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario