Santa Fe

El trabajo de los pescadores, afectados por las palometas

El sector atraviesa una fuerte crisis. Los insumos están dolarizados y los peces carnívoros destruyen las redes que usan para pescar

Jueves 16 de Enero de 2020

La bajante del río y el calor son dos factores que confluyen para que este verano haya muchas más palometas de lo habitual. Los pescadores hablan de "invasión". La presencia de estos peces está afectando a los trabajadores, no solo porque los muerden, sino porque también porque les destruyen las redes, que hoy se venden a precio dólar y resultan muy difícil de reponer.

Esta semana, 22 asociaciones de pescadores se reunieron con el ministro de la producción, Daniel Costamagna, a quien le plantearon la crítica situación que atraviesa el sector, y solicitaron que se los incluya en la emergencia pesquera.

En este marco, el funcionario prometió ayudar a los trabajadores. "La principal política para el sector será trabajar en su formalización", afirmó Costamagna y amplió: "La organización cooperativa puede ser una herramienta valiosa para tal fin. Tenemos la idea de hacer un esquema de inclusión y organización de los pescadores, para que su trabajo no quede solo en la pesca sino que encuentren esquemas de comercialización y, por qué no, de frío, a los fines de darle valor a la actividad que desarrollan".

Dientes filosos. Las palometas son peces carnívoros muy agresivos.
Dientes filosos. Las palometas son peces carnívoros muy agresivos.
Dientes filosos. Las palometas son peces carnívoros muy agresivos.

Por su parte, Jesús Pérez, presidente de la Asociación Civil de Pescadores Alto Verde de Santa Fe Capital contó que en la reunión plantearon tres puntos: "Precio de pescado, el agregado de valor, y la emergencia social alimentaria que atraviesan muchos trabajadores del río".

Palometas destructoras

A la crítica situación económica que atraviesan los pescadores, se le suma la gran cantidad de palometas en el Paraná, que dificultan el trabajo de los pescadores.

"Podríamos hablar de que en toda la cuenca del río hay una invasión de palometas", manifestó Pérez.

El hombre representa a 4.200 pescadores de toda la provincia, y confirmó que "muchos compañeros fueron mordidos por estos peces". Pero para ellos eso no es lo más grave, sino que las palometas destruyen las redes que utilizan para pescar.

"Las palometas nos rompen las mallas de las redes con sus dientes filosos. Esto supone un costo más para la tarea que ya de por sí está muy perjudicada por la crisis económica", apuntó Osvaldo Lobato, de la cooperativa Siglo XX, a la que pertenecen más de 60 pescadores de Rosario.

02-26-palometas byLVincenti2.jpg
La GUM instaló una faja para evitar el ingreso de bañistas al río, pero muchos hicieron caso omiso.
La GUM instaló una faja para evitar el ingreso de bañistas al río, pero muchos hicieron caso omiso.

La gran cantidad de palometas que se pueden encontrar hoy en el río se debe sobre todo a la bajante del Paraná, una situación provocada por la falta de lluvias en Brasil.

"El hábitat natural de las palometas son las lagunas, pero como están secas por la bajante del Paraná, se dirigen al río", explicaron los expertos pescadores.

Además de esto, las palometas son peces de aguas cálidas, por eso buscan las orillas y, en ocasiones, cuando no encuentran peces para comer, muerden a las personas que están en las orillas.

Junto con estos factores, se agrega la falta de yacarés. Lobato indicó que "el yacaré es el depredador natural de las palometas, y como no hay ningún control, en muchos lugares los cazan y por eso hay cada vez menos".

Los pescadores estiman que hasta abril o mayo continuará la bajante, y recién en esos meses podría arribar a la altura habitual.

"Estamos un metro y medio por debajo del nivel del agua que se necesita para que las palometas vuelvan a las lagunas", explicó el pescador rosarino, que lleva cinco décadas trabajando en el río.

Tanto Pérez como Lobato indicaron que estas bajantes tan inusuales se vienen dando hace dos años, aunque en 2019 hubo un pico histórico.

Los pescadores aguardan que desde el Estado se los ayude a reponer las herramientas de trabajo "No pedimos un subsidio, sino facilidades para trabajar", cerró Pérez.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario