Santa Fe

En el Registro Civil, la libreta de matrimonio es sólo para la foto

Hay faltantes de este documento desde hace meses. Los jueces le “prestan” una a los recién casados para que se tomen las fotografías en la puerta, pero deben devolverla de inmediato.  

Viernes 28 de Febrero de 2014

Tradición ya por estos lares es la clásica foto de los recién casados en la puerta del Registro Civil con su libreta de matrimonio bordó entre las manos. Atentas a este ritual, las autoridades de esa entidad entregan a diario a las parejas un ejemplar de estas cuando finaliza la ceremonia, con la particularidad de que deben devolverla escasos minutos después. Esto le ocurrió ayer, por ejemplo, a Marisel y Sebastián; y le había ocurrido también a los 40 matrimonios del Día de los Enamorados; y a los otros tantos que se casaron en las últimas semanas. A la mayoría le dijeron que pueden preguntar a mediados de marzo si llegaron las libretas.

En diálogo con Diario UNO, Gonzalo Carrillo, director del Registro Civil de Santa Fe, explicó que “desde 1998 hay faltantes todos los años”. En cuanto a los motivos, el funcionario indicó que “hay ciertos detalles de la libreta que todavía se hacen a mano, como las letras doradas de la tapa”. De todas maneras, Carrillo aclaró que “no se van todas las parejas sin libretas, a algunas se les entrega; lo que ocurre es que no hay cantidad para todas”.

Soluciones

Con la intención de evitar esta faltante de todos los años, el funcionario provincial anticipó que “a partir de noviembre pasado la idea fue cambiar la libreta, modificar la parte que se hace a mano, para llegar a cumplir con todos los matrimonios”. “Los detalles dorados de la tapa, las letras, todavía se hacían a mano, como en 1950. Es complicado así sostener la cantidad necesaria para el promedio provincial de matrimonios al año”, insistió Carrillo. Y agregó: “Es una impresión una por una, en la imprenta oficial. Se hacen miles por año y faltan siempre varios cientos más. Pero dado que no alcanzamos a cubrir la demanda de los casamientos, estamos tratando de modificarlas para que todo se vayan a casa con su libreta”.

Sí, quiero

El viernes 14 de febrero el mundo celebró el Día de los Enamorados, de acuerdo a la tradición anglosajona que conmemora a San Valentín, el sacerdote romano que casaba parejas de manera clandestina, ante la prohibición imperial de que los soldados contraigan matrimonio. En el marco de esa celebración, la jornada del amor se hizo notar en el Registro Civil de Santa Fe. En la ciudad se casaron 39 parejas y en Santo Tomé cinco. La sede más convocante fue la de San Luis 2950, con 27 celebraciones de matrimonio, entre sus tres seccionales. En la sede del Registro civil de Estanislao Zeballos 4067, fueron seis las parejas que se casaron; y en la de Blas Parera 8430 se realizaron otras seis celebraciones. Las huellas de los recién casados se repetían en la misma libreta matrimonial, que pasó de mano en mano en cuestión de minutos, a medida que concluía cada ceremonia. Foto con la lluvia de arroz en la puerta; otra con la familia y amigos en la plaza de enfrente; y ligeros volvían todos a devolver el librito bordó.

Una tendencia

Las tendencias se mantienen, lejos de lo que cree la mayoría de la gente, hoy enamorados y enamoradas siguen apostando al matrimonio. “En la provincia mantenemos un número o tendencia. Si tomamos el 2005, en Santa hubo 12.041 matrimonios y en el 2012 hubo 12.100, es decir un aumento de uniones o una leve disminución, no así el aumento poblacional de Santa Fe”, dijo tiempo atrás el subdirector del Registro Civil, Carlos Castañeda. El 2007 fue el año en que se registraron más matrimonios alcanzando los 12.828 en toda la provincia. En esta ciudad 2.196 parejas eligieron dar el sí; Rosario sumó otras 4.920 parejas; el resto a lo largo y ancho de toda la provincia. Más allá de mantenerse las tendencias, este año promete ser igual o mayor en cantidad, dadas las cifras de estos primeros dos meses. Quizás quienes afronten este trámite en los próximos meses logren retirarse con una moderna e innovadora libreta.

¿Te gustó la nota?