El País

Habló la mujer del pañuelo verde y Granata le respondió

La autoridad de mesa aseguró: “Fue una coincidencia, yo llevo el pañuelo verde a todos lados. Ella tenía el celeste y para mí no es algo malo sino en lo que cree"

Lunes 29 de Abril de 2019

Después de la jornada electoral, la auxiliar de mesa, María Pía Kohlbrenner, que esperaba a Amalia Granata con la lista de electores en la mano y su pañuelo verde por el aborto legal, seguro y gratuito en el cuello describió el momento de la votación con la candidata a diputada.

Kohlbrenner le dijo a El Ciudadano: “Llevo el pañuelo a todos lados y voto en la misma mesa que Granata. Fue una coincidencia. Ella tenía en la cartera el pañuelo celeste y eso para mí es su forma de pensar, no una provocación”. Y aseguró: “Yo no milito en ningún partido. Tengo ideas políticas claras, y decidí ir porque me parece importante participar”.

Al mismo tiempo, la auxiliar de mesa relató al medio rosarino: “No me hizo ningún comentario. Me llamó la atención porque la gente que va a votar es muy amable. Yo no tenía experiencia, era la primera vez en una mesa, pero sé que cuando van los candidatos saludan, se sacan fotos y agradecen a la gente que hace esa tarea al menos de compromiso. Ella se puso muy nerviosa. No nos saludó y se fue rapidísimo. Se olvidó el documento y el comprobante de voto y tuvimos que decirle. Para nosotros fue gracioso, nada más”.

Asimismo describió que horas después que la foto que habían sacado los asesores de Granata empezó a viralizarse en las redes, se sorprendió por la repercusión: “Nosotros no sacamos la foto. Los candidatos van con fotógrafos. Para mí es importante decir que no fue una provocación. Uso el pañuelo porque es en lo que creo como un montón de mujeres que lo usan. También llevo a todos lados el pañuelo naranja. Estaba contenta porque era la primera vez que estaba en una mesa y me gustó mucho ayudar en las elecciones”, explica.

Con las horas, a Kohlbrenner empezaron a llegarle mensajes de todos lados y analizó: “Seguramente lo viralizaron para decir que era una provocación. Yo no quiero ser funcional a las ideas Granata ni de su partido sobre el aborto porque pienso distinto. Pero también recibí mensajes de un montón de gente que no conozco felicitándome. Un gesto muy simple como llevar el pañuelo generó una repercusión increíble y habla de que este tema no se cerró el año pasado”.

En este sentido dijo que para llevar el pañuelo verde, “hay una conexión con la otra que está pensando lo mismo por el bien de alguien que no conocemos, alguien que está en una posición de desventaja, de dolor y de todo lo que pasa una mujer que tiene que abortar en condiciones inseguras. No hay provocación. No es una grieta. No pienso desde ese lugar”.

Por su parte, Granata argumentó que se enojó: "Porque no tenía el pañuelo puesto antes. Se lo puso cuando yo estaba llegando. Y tampoco se lo dejó todo el día", según dijo en una nota a Teleshow. Y dijo: "Claramente fue una provocación", insistió, y agregó que "una presidente de mesa no puede estar con ningún signo ideológico". "Más allá del pensamiento de cada uno, en las redes pedían que se la sancionara", dijo, y destacó que, a pesar de la incomodidad propia por la diferencia de opiniones, la mujer "fue súper amable".

Por último, sobre el pedido de los apoderados del Frente Unite por la Familia y la Vida al Tribunal Electoral de la Provincia de Santa Fe para dar de baja la candidatura de Granata en la lista y que no participe de los comicios, la mediática aún no se pronunció.

¿Te gustó la nota?