Ovación

El presidente de Brasil evitó hablar del título de Argentina

Jair Bolsonaro, que había pronosticado un 5-0 de Brasil sobre Argentina, evitó hablar del tema y solamente se limitó a opinar sobre Palmeiras, su equipo favorito

Lunes 12 de Julio de 2021

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, evitó este lunes comentarios sobre la derrota de la selección brasileña en el estadio Maracaná ante Argentina, el sábado en la final de la Copa América, y se manifestó apenas por la victoria de su equipo, Palmeiras, que es líder del campeonato brasileño.

Luego de pronosticar durante la cumbre del Mercosur una victoria por 5-0, en un mensaje amistoso al presidente Alberto Fernández, Bolsonaro defendió la decisión de haber realizado el certamen frente a los opositores que le decían que iban a aumentar los casos de coronavirus, algo que no ocurrió.

"Palmeiras va primero, entonces está todo bien", dijo entre risas el ultraderechista, en el tradicional diálogo con militantes en la puerta del Palacio de la Alvorada, la residencia presidencial en Brasilia.

El equipo paulista del cual es hincha venció a Santos el sábado por 3 a 2 y logró liderar el campeonato nacional pero la única referencia hecha a la Copa América, ganada por Argentina 1-0 en el estadio Maracaná, fue para defenderse de los ataques de la oposición.

Recordó que el senador Renán Calheiros, relator de la comisión del Senado que investiga el rol del Gobierno en la pandemia, dijo que la competencia Conmebol "era la copa de la muerte" .

"Ha caído esa narrativa, 30 días después del inicio de la Copa América cayeron los casos y las muertes por Covid-19", comentó Bolsonaro, en base a la estadística del Ministerio de Salud que indica una salida de Brasil, desde la última semana de junio, del colapso hospitalario y con una caída de más del 10% en muertes e internaciones.

El presidente comenzó hoy a ser investigado por el núcleo anticorrupción de la Policía Federal, por orden del Supremo Tribunal Federal, por prevaricato, es decir, conocer un hecho de corrupción y no denunciarlo a las autoridades.

El caso involucra la superfacturación por presiones políticas de parte del oficialismo en la compra de vacunas indias Covaxin por parte del Ministerio de Salud.

Bolsonaro admitió el sábado que pudo haber sido avisado en marzo del caso pero que no tiene tiempo de "registrar todas las conversaciones" que mantiene.

La denuncia se la contó el diputado bolsonarista Luis Miranda, el 20 de marzo, pero el presidente nunca activó a la policía, algo que se investiga si hizo para proteger a sus aliados en el Congreso, claves para bloquear los pedidos de juicio político en su contra.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario