Ovación

Rubén Rézola viajó a Europa, pensando en Tokio

El santafesino Rubén Rézola partió con destino al norte de España, donde entrenará en Tarazona con el equipo español, como preparación para Tokio

Lunes 21 de Junio de 2021

Rubén Rézola es un palista santafesino que logró hace más de un mes la clasificación a los Juegos Olímpicos de Tokio, tras vencer en una definición al rosarino Ezequiel Di Giacomo, por lo que adquirió el derecho de afrontar su tercera cita olímpica. Con un 2020 muy complicado, con falta de motivación, y otras cuestiones, en febrero de este año estuvo a punto de retirarse.

Pero no hay dudas que el representante del Club Náutico El Quillá no bajó los brazos y siguió yendo para adelante. Desde que regresó de Hungría, donde compitió en el Mundial de la especialidad, antes de la partida estuvo concentrado con el equipo argentino en Ensenada, en las instalaciones del Club Regatas de La Plata, y la semana pasada entrenó en el lago del parque del Sur, en el club Náutico El Quillá. Ahora llegó el turno de viajar a España donde continuará con su preparación para los Juegos Olímpicos de Tokio.

El palista santafesino viajó en las últimas horas a España para hacer la preparación específica, de lo que va a ser puro y exclusivamente de lo que va a ser de la distancia, a entrenar junto al equipo español, junto a su entrenador Diego Angione, que es de La Plata y se sumará en España. Rubén hará toda la adaptación, y cuando su coach llega se meterá de lleno con toda la preparación que es lo que lo va a depositar en Tokio.

Son tres semanas y media de entrenamientos duros en España, aprovechando las condiciones del clima, básicamente que no hace frío, y lo que queda, hasta el 4 y 5 de agosto en Japón que lo hace más que nada por una readaptación por la cuestión horaria, ya que en España habrá cinco horas de diferencias con Santa Fe, y con Tokio unas siete horas, y en total son 12, por lo que se hace progresivo, lo cual está bueno para no recibir 12 horas de golpe, y también para entrenar con el equipo español.

En tiempos de pandemia su preparación nunca se detuvo. "Este es un deporte que requiere entrenamiento constante, el año pasado tengo la posibilidad de tener muchas personas que me apoyan, pude contar con todos los elementos del gimnasio de mi casa, y después con un kayak ergómetro, que es un aparato muy caro, que se fabrica en Europa. Lo tenía guardado, y durante tres meses lo usé mucho, lo tenía en la cochera de mi edificio. Después hacía gimnasio, fueron más de tres meses, pero al final ya no me gustaba, porque se pierde la motivación" señaló el santafesino.

Rézola comentó que "Este año después del selectivo estuvo a punto de retirarse, para mí fue gratificante ser uno de los deportistas que forman parte del equipo argentino, ya que para mí van a ser los terceros juegos. Lo vivo de otra manera, diferente a las otras clasificaciones que se dieron antes. La salud mental para un deportista de alto rendimiento es todo. Gracias al apoyo de mi novia, de mi familia, y de la gente que me quiere logré seguir adelante, y ahora esperando el 4 de agosto que es la fecha estipulada para competir en Tokio".

Recientemente, antes de su partida a Europa, Rézola recibió por parte de la Cámara de diputados de la provincia de Santa Fe una declaración de interés, por la clasificación y como integrante de la delegación nacional que competirá en los próximos Juegos Olímpicos de Tokio. La impulsora de la declaración fue la diputada Natalia Armas Belavi, Nicolás Mayoraz, y el presidente del cuerpo, Pablo Farías. "Estoy muy agradecidos a ellos por su acompañamiento y por haberme dado esta declaración en la legislatura, reconociendo la clasificación a Tokio" sostuvo Rézola.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario