Santa Fe Violenta

Balaceras en Bº Santo Domingo: "Dormimos tirados en el piso"

Así lo contaron a UNO Santa Fe habitantes de la zona noroeste de la ciudad. Las balaceras se dan a toda hora y los tiratiros tienen amenazados a los vecinos

Viernes 17 de Septiembre de 2021

El terror, la inseguridad y la intranquilidad se apoderaron de barrio Santo Domingo en los últimos días producto de interminables balaceras, que según narran los vecinos, "se dan a toda hora". Los habitantes de la zona duermen "tirados en el piso" y todas las mañanas, salir a tomar el colectivo para ir a trabajar o estudiar, se convirtió en una odisea.

UNO Santa Fe tomó la desesperada denuncia de los vecinos de Santo Domingo que no se animan a dar su identidad, producto de las amenazas que sufren por parte de los tiratiros del barrio. "No podemos vivir tranquilos porque todos los días, a cualquier hora tenemos, que estar tirándonos al piso por la balaceras que se arman", contaron los vecinos.

Barrio Santo Domingo tiene como una de sus calles principales a Gobernador Menchaca, popularmente conocida como camino viejo a Esperanza. Este es el límite este del barrio, que al sur limita con barrios Las Lomas (calle Espora), al norte con barrio Los Troncos (calle Azcuénaga) y al oeste con la circunvalación y cavas con basurales.

El histórico reclamo barrial es el de la urbanización. "Es un barrio sin agua potable. sin tendido eléctrico, sin cloacas, sin pavimento ni ripiado, sin cordón cuneta, sin recolección de residuos y sin servicio de transporte; No tenemos plazas ni instituciones", detallaron los habitantes de la zona oeste.

LEER MÁS: Más de 700 familias de la ciudad de Santa Fe reclaman para tener agua potable

"Ningún vecino se anima a denunciar la situación o salir a las calles a reclamar porque estamos amenazados por los delincuentes de tirotearnos el frente de nuestras casas", contaron atemorizados los vecinos. "El barrio hoy es tierra de nadie. No sabemos si son bandas que se tirotean entre ellas o si tiran al aire para que todos los vecinos vivamos con miedo", continuaron agregando.

Un relato en primera persona describe lo que hoy viven a diario muchos vecinos de Santo Domingo: "Hoy amanecí con una contractura muscular de los nervios y la tensión con la que vivimos en el barrio producto de las balaceras. Todas las mañanas acompaño a mi hija a tomar el colectivo y tenemos que caminar varias cuadras con miedo pensando en que nos puede pasar algo malo".

LEER MÁS: Vecinos de Santo Domingo realizan cortes en reclamo de agua potable

Otra crónica de lo que ocurre en la zona, narra una realidad más cruda: "El sábado, entre las 21 y las 23, tuvimos que estar tirados en el piso con nuestros hijos porque era impresionante la cantidad de disparos que se escuchaban y pegaban contra las paredes. Todas las casitas que tenemos, que son ranchitos de chapa y madera, están marcadas por las balas".

Según manifestaron a UNO Santa Fe los vecinos, a los cuales se les resguardó la identidad por el temor a represalias, "la presencia policial es nula y siempre llegan al barrio cuando llamamos al 911, pero después que se originaron las balaceras".

Hoy los vecinos de Santo Domingo se sienten a merced de los violentos que tomaron el barrio, viviendo encerrados y amenazados, saliendo a las calles con temor y sobre todo, sin poder denunciar lo que ocurre día a día con las balaceras.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario