Preocupación

Productores santafesinos del norte provincial, jaqueados por la falta de lluvias

El sector agropecuario espera con ansias las lluvias, nota un atraso en el crecimiento de sus cultivos y se apoya en sus reservas para sobrellevar la sequía

Jueves 10 de Noviembre de 2022

El productor agropecuario de Avellaneda Marcelo Braidot es uno de los tantos que están desesperados porque lleguen las lluvias. En diálogo con Todo en Uno en UNO 106.3 detalló cómo la sequía, las retenciones y las políticas económicas del Estado están golpeando fuerte al campo.

Actualmente rige una alerta de lluvias para la zona centro oeste de la provincia, donde están San Cristóbal, San Javier, entre otras localidades. El productor contó que el departamento 9 de Julio viene "muy afectado", tuvo 6 mm de lluvia, mientras que en su zona, el norte, cayeron solo 2 mm. "Para el domingo dan otra posibilidad de lluvia, la verdad sería muy bienvenida para la provincia, especialmente en el norte porque venimos con mucha faltante de agua desde hace mucho tiempo, sumado a que el Paraná no traía agua y que gracias a que han soltado agua arriba se han podido llenar los bañados de agua. Bienvenida sea la humedad porque eso es lo que ayuda a que venga lo verde, el pasto y se haya mermado lo que fueron las grandes quemas, que fue un enorme problema para toda la zona de islas", expuso.

sequía campos.jpg
Sequía campos

Sequía campos

"Venimos prácticamente de tres años de faltante de agua, especialmente en esta zona, no en la zona núcleo o centro Santa Fe. En el oeste el suelo tiene una forma de acumular más agua que la zona nuestra que es más arcillosa, entonces cuando llueve poco rápidamente los cultivos se resienten", expresó Braidot. Sostuvo que se pueden hacer las sementeras necesarias pero con muy poco espacio para poder sembrarlas pero no es lo adecuado para el desarrollo. "Estamos padeciendo sequías muy grandes, perdidas de cultivos, no tener reserva de pasto que fue lo que más afectó ahora en este invierno crudo, que de hecho hasta la otra semana seguimos teniendo en la zona oeste heladas. No es común, hablamos de la zona de San Guillermo, cerca de Villa Minetti y Santiago del Estero. Y con maíces que habían podido lograr sembrarlos con muy poca humedad, pero por lo menos estaban sembrados", expresó.

•LEER MÁS: Santa Fe dispuso asistencia financiera para productores ganaderos afectados por sequía y heladas

Frente a este difícil panorama el sector espera que para el verano haya lluvias más "adecuadas" para que se pueda tener un cultivo que los ayude. "Realmente estamos muy preocupados como productores, estamos poniendo las reservas que por ahí uno pueda tener. Lejos estamos de la asistencia necesaria del Estado que en estos momentos tiene que estar rápidamente para no parar la cadena productiva porque todo eso se resiente mucho después. Y pensar en resignar 10, 11 millones de toneladas de trigo va a traer también un prejuicio a la Argentina, además del contexto político e inflacionario que estamos viviendo", señaló el productor.

campo argentina.jpg

Marcelo Braidot, anticipó: "El año que viene no va a ser fácil, año electoral pero también un año muy difícil para parar la inflación. Queremos un gesto político de cómo vamos a trabajar para adelante, gane quien gane, porque realmente la vamos a pasar bastante complicado. Y ni hablar del asalariado, no sé si llega al 12 del mes. Tenemos que ser conscientes, esto es una política demasiada errónea que nos viene llevando hace mucho tiempo. Las restricciones son algo tan distorsivo y tan lamentable que como productor cuando te va mal, lo poco que cosechás, tenés la retención igual en el porcentaje que te sacan, es sacarte sobre un pérdida. A nadie le alcanza y nadie puede seguir sembrando".

Siguiendo con las críticas hacia el Estado, expresó: "Creo que estamos muy mal como política económica, sea del partido que sea. Hay posibilidades pero de esta manera vamos al abismo total, ayudados por la condición climática".

Braidot explicó que en su zona se terminó de cosechar el trigo. El departamento General Obligado fue beneficiado con algunos chaparrones de los cuales se tuvo algunos rendimientos aceptables en el trigo, a pesar de daños de heladas. "Se puede decir que en esta pequeña zonita se tuvo buen rendimiento. Hoy el girasol tendría que estar a la altura de casi uno levantando la mano y largando la flor, pero tenemos girasoles a la altura de la cintura con el botón floral. Eso es muy perjudicial porque seguramente no va a llegar a un rendimiento aceptable que uno quiere. Dándose algunas lluvias creo que hay posibilidades de que puedan granar bien pero ya hay un atraso de crecimiento en estos cultivos", reveló. Y añadió: "Lo que está muy mal es la sementera de la pastura. A las reservas se las comió todas el productor porque el invierno fue muy crudo".

•LEER MÁS: "Una estricta economía de guerra": la postura de productores santafesinos ante la sequía

Escuchá la entrevista completa acá:

MARCCELO BRAIDOT.mp3

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario