Segunda ola de Covid-19

Situación límite: "Necesitamos de la conciencia del santafesino para no quedarnos sin camas"

Así lo indicó Eduardo Wagner, secretario de Emergencias y Traslado del Ministerio de Salud. Este fin de semana el 107 atendió casi 80 emergencias. "Si continuamos viendo el descontrol que observamos este fin de semana en las calles, la situación va a ser muy dura", agregó.

Lunes 03 de Mayo de 2021

Tras un fin de semana que reflejó un desborde total de personas en diversos espacios públicos de la ciudad, y en un contexto de aumentos de casos de la segunda ola de contagios por Covid-19, el servicio de emergencias del 107 tuvo que asistir a casi 80 emergencias en la zona. La situación de faltante de camas críticas preocupa a las autoridades sanitarias de la provincia, que al mismo tiempo, observa como la ciudanía hace caso omiso a las recomendaciones y restricciones de circulación para bajar la curva de contagios.

En relación a la crítica situación que vive en la actualidad el sistema de salud, el secretario de Emergencias y Traslado del Ministerio de Salud de la provincia de Santa Fe, Eduardo Wagner, se manifestó fiel a su estilo, crudo y realista con la coyuntura sanitaria: "Si continuamos viendo el descontrol que observamos este fin de semana en las calles de la ciudad, la situación va a ser muy dura. Acá el llamado a la solidaridad es para que haya camas y ningún santafesino se muera fuera de un hospital. Tiene que existir hasta el final la dignidad de que la gente llegue a un nosocomio", manifestó.

"La situación es sumamente delicada. Pude palpar en vivo y en directo, recorriendo los hospitales de la ciudad con los equipos de trabajo en las ambulancias del 107, y observé una carga de estrés tremenda, porque tienen que decidir que pacientes dejan en sus hogares y qué pacientes trasladan, donde muchas veces no se sabe si va a estar disponible la cama en un nosocomio", subrayó Wagner.

LEER MÁS: La "segunda ola" pone en alerta a los hospitales de Santa Fe

"Esto es una pandemia y las consecuencias se reflejan en muertes de personas. Lo lamentable es que comience a morir gente en sus hogares o en las calles porque no tenemos libres camas en hospitales. El santafesino tiene que comenzar de una vez por todas a tener empatía con el prójimo y así ayudar al sistema de salud", manifestó Eduardo y continuó agregando: "Estamos esperando a veces que se muera un paciente para tener una cama libre. Llegamos a una situación límite, con un sistema sanitario que está haciendo lo que puede, al 100 por ciento de sus capacidades; pero va a llegar el momento que no se va a poder dar más respuesta a las demandas".

107 ok.jpg
El desesperado pedido de conciencia de las autoridades sanitarias para los santafesinos en el cumplimiento de las restricciones, con el objetivo de contar con camas críticas en los hospitales.

El desesperado pedido de conciencia de las autoridades sanitarias para los santafesinos en el cumplimiento de las restricciones, con el objetivo de contar con camas críticas en los hospitales.

Como secretario de Emergencias y Traslado del Ministerio de Salud de la provincia de Santa Fe, Wagner está al frente de la Central del 107, la cual trabaja con pacientes covid y no covid, con las emergencias cotidianas, como incidentes en la vía pública, heridos de arma de fuego y arma blanca, cuadros de abdomen agudos como el caso particular de alguna peritonitis, o casos de infartos. Todas esas situaciones de atención médica se suman a los casos de Covid-19, provocando que la demanda sea muy grande y se trabaje todo el tiempo al borde del colapso en un sistema que se constituye como un engranaje clave en el mecanismo sanitario prehospitalario.

"El debate estéril de responsabilizar a diversos sectores hay que dejarlo de lado urgente; la realidad de hoy es que tenemos un virus que nos está golpeando muy fuerte y necesitamos imperiosamente camas disponibles en hospitales. El mensaje de concientización tiene que llegar definitivamente a los ciudadanos; quizás sería bueno que autoricen a mostrar la situación actual de las terapias intensivas para que se tome dimensión de la triste actualidad", sostuvo Eduardo Wagner y finalizó: "Tengo 27 años de profesión y nunca observé ésta realidad, con terapias intensivas llenas, con pacientes pronados, boca abajo y conectados con un montón de mangueras; es realmente impactante".

LEER MÁS: Pocas camas y agotamiento del personal, los problemas del Hospital Iturraspe

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario