Judiciales

Crimen en Sargento Cabral: "Si nos mandás en cana, te va a caber a vos también"

Fue la frase que usó un acusado para amedrentar a un testigo del violento asesinato ocurrido en Padilla al 2000. Hoy fue imputado en tribunales

Jueves 28 de Febrero de 2019

Vestido con un buzo color gris con capucha, una bombacha de gaucho color marrón clara y unas botas negras ingresó a la sala I del subsuelo de tribunales uno de los dos acusados de haber matado en enero a un hombre en barrio Sargento Cabral. Se trata de J. F. Sánchez, quien fue imputado este jueves de haber asesinado de un balazo a Germán Eduardo Russo en una vivienda de Padilla al 2000.

La imputación estuvo a cargo del fiscal del Ministerio Público de la Acusación, Andrés Marchi, el cual le atribuyó, ante el juez Rodolfo Mingarini, un total de cuatro delitos: homicidio calificado por el uso de arma de fuego, por haber matado a Russo y lesiones leves dolosas por los golpes que sufrió la pareja de la víctima fatal. También violación de domicilio y amenazas coactivas.

El caso remonta al 17 de enero, cuando cerca de las 18 Russo se encontraba en su vivienda junto con su pareja y cuñado. En horas de la tarde el hoy imputado llamó a la puerta junto con otro hombre que ya fue identificado, y pidió hablar con la concubina de la víctima (Maira V.), con la cual había mantenido una relación afectiva (ambos tienen un hijo en común).

En su acusación, el fiscal Marchi le imputó a Sánchez haber ingresado al domicilio violentamente y abordar a la víctima con golpes de arma de arma de fuego y patadas. A su vez, hicieron lo mismo con la pareja de Russo.

En un determinado momento, el otro hombre que acompañaba a Sánchez tomó el arma y efectuó un disparo certero a Russo que ingresó por el tórax. En efecto, el proyectil quedó alojado en el pulmón izquierdo por lo que provocó su deceso inmediato. 

Tras cometer el asesinato, los autores se retiraron del domicilio y a unos cien metros de abandonar la vivienda se cruzaron con el cuñado de la víctima en la esquina de Agustín Delgado y Alvear. Fue en ese momento, cuando uno de los acusados le advirtió: "Si nos llegas a mandar en cana te va a caber a vos también".

El caso tendrá un nuevo capítulo el próximo sábado cuando el fiscal Marchi solicite al juez en turno la medida cautelar de prisión preventiva al existir una serie de riesgos procesales: la fuga, ya que ninguno se entregó y tuvieron que ser capturado por agentes de la Sección Homicidios de la PDI; y entorpecimiento probatorio, ya que existen testigos que lograron reconstruir el hecho.

A esta situación se suma además que el caso todavía no fue resuelto ya que uno de los autores del hecho continúa prófugo y es intensamente buscado. El sujeto ya fue identificado y sobre el mismo existe un pedido de captura.

La detención de Sánchez se produjo después de un mes de investigación y tuvo lugar en la esquina de Vélez Sársfield y Balcarce, cuando agentes de la PDI lo abordaron y esposaron para así ponerlo a disposición de la Justicia provincial.

¿Te gustó la nota?