Judiciales (SF)

El exjefe policial santafesino se declaró inocente pero seguirá preso

Se trata de Alejandro Druetta, quien fue acusado de proveer drogas y fraguar procedimientos. Por lo mismo quedó detenido el exsuboficial Juan Delmastro

Viernes 14 de Junio de 2019

El exjefe de Inteligencia Zona Sur de la Dirección General de Prevención y Control de Adicciones de la policía provincial Alejandro Druetta y el exsuboficial de la misma fuerza Juan Ángel Delmastro fueron indagados como jefes de una organización dedicada a la comercialización de drogas junto con Ignacio "Ojito" o "Nacho" Actis Caporale.

Druetta se declaró inocente y calificó la acusación de "falsa y errónea" para luego ampararse –al igual que Delmastro– en su derecho de abstenerse a declarar hasta saber concretamente de qué se lo acusa. Ahora el juez federal Marcelo Bailaque tendrá diez días hábiles para resolver la situación procesal de ambos y en ese sentido resolver si continúan o no privados de la libertad.

Druetta fue procesado el año pasado por el delito de confabulación en la causa en la cual Actis Caporale irá a juicio como líder de una banda narco. Esa imputación, por la cual estaba en libertad, lo ubicaba como facilitador de la actividad de Ojito en el sur santafesino cuando el excomisario era jefe de la DGPyCA en Venado Tuerto. Sin embargo, el miércoles fue detenido junto con Delmastro en el marco de otra causa iniciada el año pasado a partir de un arrepentido que sindicó a ambos como jefes de una estructura en la que habrían actuado por encima de Actis Caporale entre julio de 2007 y septiembre de 2012.

Acusados

Por esta nueva causa, que tal vez se acumule con la anterior, fueron indagados Druetta y Delmastro, quien estaba cumpliendo en prisión domiciliaria una condena a seis años y medio como miembro de la banda de Los Monos. En el Juzgado Federal Nº 4 fueron acusados de "organizar junto con Druetta y Actis Caporale actividades ilícitas, especialmente de narcotráfico en las ciudades de Rosario y Villa Constitución".

Según los investigadores, se comprobó que el 5 de julio de 2007 Delmastro detuvo a Actis y, como en ese entonces el policía trabajaba con Druetta, entre ambos "dieron inicio a la empresa delictiva". En ese marco le impartían a Ojito "las directivas necesarias para desplegar y organizar distintas etapas relacionadas con la distribución onerosa de droga, ya sea la obtención de los alcaloides, su guarda como posterior comercialización".

Además de esas actividades relacionadas con el tráfico de drogas el juzgado federal les achacó "otras conductas de corte criminal orientadas a la realización de procedimientos de prevención, con información obtenida ilegalmente en miras a consolidar falsamente su función policial y éxito profesional".

En ese sentido, los policías fueron acusados de detener a personas con los datos que les aportaba su socio Actis Caporale en procedimientos ilegales. "Valiéndose de su calidad de miembros de la policía llevaron adelante diversos procedimientos que culminaron con la detención de diferentes sujetos y con el secuestro de droga en los que se plasmaba falsamente su inicio", cuestiones que luego ratificaban en el juicio oral, según señala la imputación.

Al respecto, los investigadores acusaron a Druetta y Delmastro de no cumplir con sus deberes ni obligaciones legales y, por ende, "no promover la represión de maniobras de tráfico". Ese tipo de conductas, según la imputación, fue verificada en al menos tres casos en 2008, 2009 y 2011 cuando mintieron respecto de cómo se habían originado procedimientos que culminaron con detenidos y secuestro de droga. En esos tres casos, afirma la acusación, los policías refirieron que habían actuado a partir de tareas de prevención general o denuncias anónimas cuando en realidad los sospechosos habían sido sindicados por Actis Caporale.

Ojito

La banda de Nacho Actis Caporale fue desbaratada en una serie de allanamientos el 26 de septiembre de 2012. Desde ese día el principal sospechoso estuvo prófugo durante cuatro años esquivando operativos de captura hasta que en diciembre de 2016 la PSA lo arrestó en el autódromo de Buenos Aires al volante de un auto cuando se aprestaba a iniciar una carrera de la Fórmula Fiesta, donde competía a cara limpia aunque bajo el seudónimo de Alex Aqua. "No teníamos el dato, si no lo hubiésemos detenido nosotros", dijo entonces Druetta.

Con el joven de 29 años preso en Ezeiza a la espera del juicio oral en su contra, el año pasado surgió una sorpresiva novedad en la causa: Druetta, quien había forjado una carrera exitosa como policía antinarcóticos, fue procesado por confabular con Nachito para que este pudiera vender drogas en la zona de Venado Tuerto. Escuchas telefónicas entre ambos constituyen la evidencia que los sitúa pergeñando maniobras como las que ahora les achacan entre 2007 y 2012 en Rosario y Villa Constitución: vender drogas y encarcelar a sospechosos de manera ilegal.

¿Te gustó la nota?