Judiciales

Expulsan a paraguayo que se hizo pasar por muerto para no ser juzgado en Santa Fe

El año pasado fue condenado por participar de la banda que traficó marihuana, con avionetas, desde Paraguay hasta la zona de Capivara. 

Sábado 19 de Enero de 2019

El juez de cámara del Tribunal Oral Federal de Santa Fe, Luciano Lauría, otorgó el permiso para expulsar del país al paraguayo Miguel Ángel Figueredo Taboada (44). El mismo fue condenado en 2018, por haber participado de la banda que en 2010 transportó 313 panes de marihuana, a través de una avioneta clandestina, desde Paraguay hasta un campo de Capivara, en el departamento San Cristóbal.

La resolución del magistrado fue en base a un pedido de la defensa del condenado, a cargo Fernando Arias Caamaño, quien solicitó que su defendido, cuya pena vence el 13 de febrero del 2021, sea deportado a su país de origen ante la situación irregular que se encontraba en el Estado Argentino. El fallo además prohibió su reingreso al país.

La medida se pone a tono con la nueva disposición de la Dirección Nacional de Migraciones, que en fecha 18 del pasado mes de diciembre, dispuso que si "se declara irregular la permanencia en el país del condenado,  se ordena su expulsión del territorio nacional inmediatamente".

El fallo del juez Lauría citó el articulo Nº 62 de la Ley Nacional de Migraciones en donde se contempla que el organismo migratorio podrá cancelar la residencia de un extranjero cuando este hubiese sido condenado en el Estado argentino o en el exterior aunque la sentencia todavía no haya quedado firme respecto a los delitos de tráfico de armas, de personas, de estupefacientes, de órganos y tejidos, o por lavado de dinero o inversiones en actividades ilícitas”. En el caso de Figueredo Taboada, su condena todavía no quedó firme ya que el otro co imputado en la causa, José Briceño, recurrió la sentencia a la Cámara Federal de Casación por medio del defensor oficial, Julio Agnoli. 

Figueredo Taboada fue condenado el 18 de abril del 2018 por un tribunal de jueces camaristas conformado por Ricardo Vázquez (presidente), Omar Digerónimo y Germán Sutter Schneider, luego de un juicio oral y público que tuvo lugar en el Tribunal Oral Federal de Santa Fe y que formó parte de una segunda parte de la causa del "narcovuelo de Capivara".

La historia del paraguayo con la Justicia federal de Santa Fe formó parte de un laberinto judicial que tuvo sus idas y vueltas. Apenas detenido, el 6 de junio del 2010, en medio de un operativo llevado a cabo por la Exdirección de Control y Prevención de Adicciones, Figueredo Taboada quedó a disposición del Juzgado Federal de Reconquista donde se instruyó la causa. Su detención se dio luego de que los pesquisas lo encontraron custodiando un automóvil en el ingreso al campo donde se descargaron los 277 kilos de marihuana.

En aquel procedimiento, también fueron detenidos Raimundo Lopez Barro, condenado como el cerebro de la organización, Jose María Angini y Alberto Celestino Hoyos como participes necesarios. Sorpresivamente a una semana del hecho, un conjuez otorgó al paraguayo, Angini y a Lopéz Barro la excarcelación tras el pago de una fianza de $10.000 situación que permitió a Figueredo Taboada evadirse de la ley hasta que terminó siendo recapturado en 2016. 

Previo a ser capturado, el paraguayo había sido dado por muerto en la Justicia federal luego de que un abogado santafesino presentó un acta de defunción donde consignaba que el hombre había muerto. La misma tenía un supuesto certificado emitido desde la Dirección General del Estado Civil de Paraguay que explicaba que el 5 de noviembre del 2011, el extranjero, había perdido la vida.

Caso cerrado

La causa tuvo su inicio en 2009, cuando agentes de la Brigada Operativa Departamental XIX tomaron conocimiento  sobre el mejoramiento de un campo  -en jurisdicción de la localidad de Vera-  para que aterrizaran avionetas en forma clandestina y así descargaran estupefacientes provenientes del exterior. 

A través de una pesquisa judicial se interceptaron una serie de lineas telefónicas que dieron con López Barro, que junto con Angini y Briceño estaban en tratativas de acondicionar otro campo para realizar una nueva descarga de drogas. 

El 6 de junio del 2010, una serie de dotaciones policiales se dirigieron hacia el paraje "La Mutua",  ubicado a seis kilómetros al sur de la comuna de Capivara, en el departamento San Cristóbal. Allí, una avioneta pasó por los cielos y arrojó 277 kilos de marihuana fraccionada en 313 paquetes envueltos en papel ocre.

Del procedimiento fueron detenidos el paraguayo, López Barro, Angini y Celestino Hoyos. Este último se encontraba a cargo del campo donde se arrojó el material estupefaciente. Los cuatro quedaron detenidos y a excepción de Figueredo Taboada, todos fueron condenados en el Tribunal Oral Federal de Santa Fe el 4 de marzo del 2014 por las maniobras detectadas. 

Cuatro años después, la Justicia juzgó y condenó al paraguayo y al propio José Briceño, oriundo de la ciudad de San Justo, el cual permaneció prófugo durante cinco años hasta que fue detenido en 2015 por el personal del Escuadrón Bariloche de Gendarmería Nacional cuando intentó cruzar a Chile. 

 

¿Te gustó la nota?