Judiciales

Irá a prisión la mujer que sin asistencia dio a luz en una quinta de Desvío Arijón

Está imputada de haber matado a la beba que tuvo. Hoy en tribunales el juez, Jorge Pegassano, dispuso que permanezca detenida por 45 días. 

Viernes 15 de Febrero de 2019

Luego de una audiencia de tres horas en la Sala 1 del subsuelo de tribunales, el juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Jorge Pegassano, ordenó que R.V., (27), imputada por el homicidio de su hija recién nacida, permanezca en prisión preventiva. El magistrado determinó además que la medida cautelar sea por un plazo de 45 días, con la posibilidad de que las partes puedan discutirla nuevamente ante otro magistrado.

La joven fue acusada el miércoles pasado por los fiscales, Rosana Marcolín y Marcelo Nessier (del departamento San Jerónimo), como autora penalmente responsable del delito de "homicidio calificado por el vinculo ya que se trata de un descendiente", en perjuicio de su hija, la cual nació entre la noche del jueves 7 y madrugada del viernes 8 de febrero en una quinta del barrio La Papelera de la localidad de Desvío Arijón.

Este viernes, cerca de las 12.30, y tras una audiencia que tuvo una serie de cuestionamientos por parte del defensor, Sebastián Moleón (defensor público), el juez determinó que la joven oriunda de San Carlos permanezca detenida mientras continúe la pesquisa judicial. 

Dio a luz sin asistencia

En la audiencia, los fiscales explicaron que durante las primeras horas del viernes de la semana pasada, cerca de la 1.30, la madre de la joven escuchó un fuerte grito de su hija.

Al salir de una de las habitaciones, la mujer encontró un charco de sangre en la zona del comedor de la propiedad y posteriormente halló a su hija -la imputada- en el patio, tirada y dando señales de que "estaba allá", en cercanías a un asador. Minutos después, fue encontrada la beba sin signos de vida y colocada en una bolsa de nailon y posteriormente en una caja. 

Los fiscales indicaron además, en base al testimonio de familiares de la imputada, que tras el hallazgo del "feto" viajaron desde Desvío Arijón hasta el hospital José María Cullen ya que la joven tenía hemorragias. Al arribar al nosocomio, alrededor de las 4, el Jefe del área de Ginecología, asistió a la mujer y a su vez constató la presencia de la criatura con múltiples lesiones. En efecto, realizó la denuncia en la Seccional Nº 4 del barrio Roma, ante la sospecha de un posible homicidio.

Múltiples lesiones

Nessier y Marcolín indicaron además que la beba presentaba hematomas, escoriaciones y hasta fracturas. Por ejemplo, el fiscal destacó que la autopsia constató que el cuerpo poseía un hematoma de nueve por ocho centímetros. Además, presentaba una fractura en la zona del cráneo y otra en la región parietal. "Tenía un edema cerebral", advirtió con vehemencia el fiscal. 

En tanto, los funcionarios judiciales agregaron, según los estudios realizados, que el cuerpo tenía 285 días de gestación, lo cual data de un embarazo a termino. Con lo cual,  resaltaron aún más su hipótesis de que no se trató de un aborto sino de que la imputada dio a luz una beba y que la mismo nació con vida

Para evidenciar ello, el fiscal Nessier reiteró que se realizaron las pruebas de "docimasia que básicamente consisten en sumergir el bloc de pulmones y corazón en un balde con agua y así comprobar si tienen oxigeno. Dicha prueba dio positiva".

"No caben dudas que estamos en presencia de un homicidio", explicó y aclaró que existieron maniobras de un supuesto ocultamiento de la beba nacido. 

"Es un tema de salud"

Con un total rechazo, Sebastián Moleón criticó la investigación llevada a cabo por la Fiscalía, a la cual calificó de haber "realizado un recorte de la realidad". También negó que existan riesgos procesales, como el de fuga, y a su vez calificó a los fiscales de actuar sin "perspectiva de género".

Según el defensor publico, el médico que fue a radicar la denuncia violó el secreto profesional. "No había obligación de denunciarla, había obligación de guardar el secreto", señaló. "Todo lo que se mencionó aquí tiene su vicio de origen", remarcó. 

"Fue por un problema de salud y ¿cuál fue la respuesta?, la cárcel", destacó el defensor. "Esto no es un caso penal, es un caso de salud", añadió en su alegato. 

También cuestionó que en la pesquisa hubo una violación de garantía contra la incriminación", ya que la joven acusada fue entrevistada en tres oportunidades. Inclusive, en una de ellas, por un psicólogo de la Policía de Investigaciones (PDI) sin saber la chica que la investigaban. 

En otro planteo dejó la duda de si la criatura nació con vida y por ello puso en jaque a la Fiscalía tras sostener que el informe de autopsia consideró que sería prudente que se realicen estudios complementarios. 

Finalmente, el abogado acusó a los fiscales de carecer de perspectiva de género. "Es un imperativo ético que tiene que tener cualquier agente del Estado", resaltó.

Por último se refirió a los peligros procesales, los de fuga y entorpecimiento de la prueba. En esa línea, criticó el pedido de la Fiscalía que solicitó la prisión preventiva para R.V. "¿Qué puede hacer mi defendida para que la investigación se trunque?", se preguntó Moleón.

A su vez, se refirió al entorpecimiento probatorio argumentado por la Fiscalía, de que los pisos y la camioneta fueron limpiadas tras el hallazgo y posterior traslado de la imputada y la criatura al hospital Cullen. "Que se hayan limpiado los pisos y los cueros de la camioneta, ¿en qué medida influye?, si ya la Fiscalía lo tiene comprobado", polemizó. 

En esa línea, pidió la libertad para su defendida o como medida alternativa, que se presente todas las veces que el juez lo disponga a firmar ante un organismo judicial para demostrar que se encuentra sujeta al proceso. No obstante ello, agregó como medida complementaria la entrega una de caución por 500 mil pesos. En caso de no hacer lugar a todas esas medidas, la prisión domiciliaria.

Detención

Tras los argumentos de las partes y sus posteriores réplicas y contraréplicas, el juez Pegassano hizo lugar al pedido de la Fiscalía sin dar a conocer sus fundamentos, los cuales serán dados de manera escrita a las partes en los próximos días.

Sobre la medida cautelar, explicó que la prisión preventiva será por 45 días pero la misma podrá ser revisada en una nueva audiencia de control de detención contemplada en el artículo 225 del Código Procesal Penal.

¿Te gustó la nota?