Judiciales

Lo condenaron por intentar asesinar a un joven en barrio Liceo Norte

Se trata de Santiago Insaurralde al cual se le impuso la pena de ocho años de prisión

Jueves 21 de Febrero de 2019

La Justicia provincial condenó este jueves a un muchacho que en 2016 fue detenido por haber intentado asesinar a un joven, en Liceo Norte, de tres disparos. Se trata de Santiago Exequiel Insaurralde, quien fue juzgado en un juicio oral y público ante un tribunal de jueces conformado por Octavio Silva (presidente), Rosana Carrara y Rodolfo Mingarini.

El fallo del tribunal impuso la pena de ocho ocho años de prisión tras encontrar a Insaurralde autor del delito de "tentativa de homicidio agravado por el empleo de arma de fuego". Sin embargo, fue menor a lo que solicitaron en su alegato de clausura los fiscales Cristina Ferraro y Martín Torres de la Unidad Especial de Homicidios, los cuales habían pedido 15 años de prisión efectiva.

El caso remonta al 17 de abril del 2016,  cuando Insaurralde junto con 
Lautaro Nahuel Duro fueron hasta la vivienda donde se encontraba la víctima con su pareja, hermano y tía. Allí, el hoy condenado disparó con una pistola calibre 22 en tres oportunidades e impactó una vez a la víctima en la zona de la cintura. Posteriormente Insaurralde y Duro huyeron en motocicleta.

Tras conocer la sentencia, la fiscal Ferraro explicó a la prensa que el joven herido quedó con serias secuelas producto del ataque. "La víctima explicó en el debate que las lesiones impactaron en su vida cotidiana, como en las posibilidades de obtener un trabajo", destacó la funcionaria.

El caso además cuenta con la condena de Duro, quien evitó llegar a la instancia de debate y optó por acordar un juicio abreviado por una pena de siete años de prisión por haber manejado la motocicleta en la que iba Insaurralde y que fue esencial para escapar de la escena del hecho.

Un pesado

No es la primera vez que Insaurralde tiene conflictos con la Justicia penal. En septiembre de 2014 fue condenado a tres años de prisión de ejecución condicional como autor de los delitos de portación –sin la debida autorización– de arma de fuego de uso civil y uso condicional, atenuada por la ausencia de intención de ser usada en hecho ilícito.

En esa condena se le impuso una inhabilitación especial por tres años y seis meses para portar o tener armas de fuego la cual debía vencer en agosto de 2017. Sin embargo, un año antes incumplió la medida y terminó nuevamente detenido por el intento de homicidio en Liceo Norte.

¿Te gustó la nota?