Santa Fe Insegura

Los policías que mataron a los delincuentes "lo hicieron en el cumplimiento de su deber"

El fiscal Martín Torres brindó detalles de lo sucedido el viernes por la tarde en un robo en la ciudad de Santo Tomé cuando policías mataron a dos delincuentes

Lunes 29 de Noviembre de 2021

El pasado viernes, a las 15.50, en proximidades de la esquina de San Martín y Belgrano en la ciudad de Santo Tomé, dos delincuentes ingresaron armados a asaltar la distribuidora láctea Don Ángel. En ese momento se activó el sistema de alarmas, llegaron en un patrullero policías del Comando Radioeléctrico que les impartieron la voz de alto y se generó un enfrentamiento a balazos con los asaltantes. Un delincuente fue abatido y el restante fue llevado al Hospital Cullen en grave estado. Minutos más tardes informaron su deceso.

Este lunes fue el fiscal Martín Torres quien en conferencia de prensa brindó detalles de lo ocurrido y comentó cómo se encuentra la investigación del hecho en el cual cuatro efectivos de la policía de Santa Fe repelieron el ataque a tiros por parte de los delincuentes al querer escapar tras el asalto y donde dos de ellos murieron. "Se pudo corroborar que fueron tres las personas que estaban llevando a cabo el robo. Hay una tercera persona que al percibir movimiento se retiró del lugar y aún está prófuga".

LEER MÁS: Policías frustraron un asalto y mataron a dos delincuentes

En lo que refiere a lo realizado por el personal policial, el fiscal afirmó: "Al llegar se dieron cuenta de que había personas tomadas de rehén en el fondo del local, incluso precintados. Los policías comenzaron a tocar timbre para poder ingresar y en algún momento estas personas advierten a través de las cámaras de seguridad la presencia y al querer retirase uno de ellos comienza un forcejeo con uno de los agentes que estaba en la puerta y automáticamente se suma más personal policial que estaba en la zona, mientras los delincuentes se retiran del lugar, disparan, algo que es repelido por la policía (en total eran cuatro los agentes), que según los testimonios y la evidencia recolectada, los delincuentes en todo momento efectuaron disparos, alguno de ellos impactaron contra el personal policial".

"La investigación desde un primer momento se llevó adelante con personal de asuntos internos, por propia disposición y hasta ahora se recibieron varios testimonios, se realizaron múltiples medidas periciales y todo es para dar cuenta de que el personal policial actuó y hasta el momento y conforme a la evidencia recolectada y que figura en el legajo, dentro de lo que se denomina legítimo ejercicio de un deber, función o cargo. La investigación sigue en curso ya que es una obligación legal que tenemos los fiscales de llevarla adelante", explicó Martín Torres.

fiscal Martín Torres.jpg
Martín Torres, fiscal de homicidios

Martín Torres, fiscal de homicidios

Vestidos como policías

En cuanto a detalles de la investigación Torres destacó: "Dentro de las tres personas que se presentaron en el lugar para perpetrar el robo, una estaba vestida con ropas oscuras, entre azul oscuro o negro y tenía una gorra y barbijo con insignia policial, la segunda persona fallecida también tenía ropa oscura que se asemejaba mínimamente a lo que se podría interpretar en un primer momento como integrantes del cuerpo policial mientras que la tercera persona, estaba en jean y remeras. Tenían con ellos un handy".

"No sabemos si se presentaron en el lugar como oficiales, los primeros testimonios no hablan de ello, pero si quienes los vieron por las cámaras pensaron que eran policías y aún mas ya que uno de ellos tenia esta indumentaria. Es por eso que se les abre la puerta para acceder a la planta alta y así continuar con su accionar que ya había comenzado en la planta baja". También admitió que los ladrones se llevaron una importante suma de dinero, "que ya fue secuestrada y se les devolverá en el corto tiempo a los dueños de la empresa".

También confirmó que uno de los policías heridos recibió un impacto en su chaleco y un handy y también hubo un personal policial que recibió una viruta o pólvora en uno de los ojos producto del intercambio de disparos por el cual tuvo que recibir atención médica.

El momento en el cual queda tendido sin vida en la calle uno de los dos delincuentes que intentaron robar una distribuidora en Santo Tomé.

En cuanto a los delincuentes confirmó que los fallecidos tenían 40 y 25 años y que la tercera persona "se retiró a pie y estamos intentando reconstruir con las tomas de cámaras públicas y privadas hacia dónde puede haber ido y quién era, ya que aún no está identificada".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario