Judiciales

Por primera vez juzgarán en Santa Fe a dos policías en un juicio oral y público

Están acusados de haber asaltado, golpeado y privado de la libertad a un remisero en el parque Garay en 2014

Martes 05 de Febrero de 2019

El próximo jueves, a partir de las 7.45, en los tribunales de Santa Fe se dará inicio al primer juicio oral y público del 2019 que tendrá en el banquillo de los acusados a dos agentes policiales que prestaban servicios en la Comisaría Segunda, del barrio Sur de Santa Fe.

Se trata de dos efectivos identificados como Diego Mareco y Jesús Alberto Oliva, los cuales serán acusados por los fiscales Ezequiel Hernández y Milagros Parodi, como autores penalmente responsables de los delitos de "robo calificado por el uso de armas y por ser policías en concurso ideal con privación ilegítima de la libertad y amenazas coaccionantes"

La acusación del funcionario judicial será ante la jueza penal, Susana Luna, y ante los abogados particulares de los imputados, Claudio Torres Del Sel,
por Oliva, y Horacio Paulazzo, por Mareco. 

El caso marcará un hito en la Justicia provincial ya que es la primera vez que dos agentes policiales serán juzgados en Santa Fe capital, en el marco de juicio oral y público, por su desempeño como miembros de la fuerza. 

El caso remonta al 2014 y causó en su momento un fuerte cimbronazo para la fuerza ya que desde el propio Ministerio de Seguridad, a través de la Secretaría de Control de la Fuerza, se dispuso investigar a los uniformados en base a una denuncia radicada por un remisero que sufrió apremios ilegales por los dos policías.

Cuatro años atrás

Cerca de las 20.45 del 4 de agosto del 2014, los dos imputados detuvieron la marcha de un remisero que circulaba a bordo de un Renault 12 por avenida Presidente Perón y Padre Catena, en el límite entre barrio Barranquitas y Villa Del Parque.

Según develó la investigación, los agentes –un cabo y un suboficial–, llevaban puesto el uniforme de la fuerza, portaban el arma reglamentaria y se desplazaban en el móvil policial Nº 5.897. Tras requisarle el vehículo, los uniformados privaron de la libertad al remisero. En tanto, uno de los efectivos subió a la parte trasera del Renault 12 y lo apuntó con su arma reglamentaria y amenazó con matarlo si "intentaba huir".

Seguidamente, ese agente lo obligó a que siga al móvil policial por lo que el remisero circuló  por Perón hasta Santiago del Estero y luego tuvo que doblar unos 150 metros. Dicha secuencia fue filmada por las cámaras de Seguridad del 911 y del propio municipio, indicaron desde la Fiscalía.

Según los fiscales, los uniformados obligaron al remisero que detenga la marcha y luego lo obligaron a descender del vehículo en el parque Garay. Posteriormente, lo castigaron salvajemente con golpes de puño y patadas. Luego le robaron 2.100 pesos, un revólver que poseía el chofer –que lo habría tenido por su seguridad–, el matafuego del auto y el autoestéreo marca Sony. Segundos después huyeron del parque a bordo del móvil policial.

¿Te gustó la nota?