Una sesión picante

El perottismo perdió la batalla por las comisiones en el Senado y cruje el PJ

En la sesión preparatoria de este miércoles ya hubo fuertes cruces entre Marcelo Lewandowski y Armando Traferri. El bloque de 12 justicialistas está dividido por la mitad y una parte votó con cinco senadores del Frente Progresista

Miércoles 04 de Diciembre de 2019

Nada de buenos modales y bienvenidas. La sesión preparatoria del Senado se convirtió en un cruce abierto de acusaciones por la división interna de los senadores justicialistas que se desató a partir de la elección de las autoridades de la Cámara y de la composición de las comisiones. La preparatoria no es solo la jura de los 19 senadores electos y meras formalidades. Se trata de allanar o dinamitar el camino que deberán recorrer los proyectos para transformarse en leyes. Y en ese reparto, el perottismo perdió otra batalla en un Senado que empieza a mostrar alianzas circunstanciales muy llamativas.

El senador por Castellanos, Alcides Calvo, pidió la abstención, la suya y la de sus pares Marcos Castelló, Eduardo Rosconi, Cristina Berra, Ricardo Kaufman y Marcelo Lewandowski, los más cercanos a Omar Perotti, ya que no estaban de acuerdo con la distribución de lugares en las comisiones. "Todas las comisiones tienen mayoría automática de los 11 que votaron", le dijo Lewandowski a UNO Santa Fe en lo que sonó a transparentar un acuerdo político entre un sector del peronismo y el Frente Progresista.

A Calvo y compañía se sumaron, con algo de sorpresa, dos senadores radicales que hoy tributan en Cambiemos, como Hugo Rasetto y el recién llegado, Leonardo Diana. El asombro no es total porque Rasetto ya votó con el grupo de senadores de Perotti el presupuesto, por ejemplo. Y esta vez acompañó el reclamo de Calvo y se quejó porque dijo que se formó una mayoría circunstancial –en referencia a los seis justicialistas y los cinco radicales que impusieron condiciones– que no tiene en cuenta al resto de los legisladores a la hora de tomar decisiones y dijo que trabajan la política con una concepción agonal, "que pretende eliminar al enemigo".

· LEER MÁS: Juraron los senadores santafesinos: solo tres van por su primer mandato

Por si quedaba alguna duda en la votación, el senador por San Cristóbal, Felipe Michlig, hizo el conteo de los votos y dijo: "Para que quede claro, señor presidente, hay 11 votos a favor y ocho abstenciones. Esto no implica que no podamos seguir conversando en los próximos días podamos seguir dialogando para hacer cambios en las comisiones".

Acto seguido, el flamante representante de Rosario no anduvo con vueltas para cuestionar la conformación de "una mayoría automática" que tomó las decisiones por todos y aseguró que se enteró este miércoles por la mañana de cómo quedaron las comisiones.

Pero el senador por San Lorenzo, Armando Traferri, también salió con los tapones de punta contra Lewandowski: "Habría que revisar por qué juramos recién porque aquí se faltó a la verdad. Acá siempre decidimos por mayoría, porque apelamos a la democracia y la democracia es el voto de cada uno. Más de una vez me tocó perder en el bloque y acepté a la mayoría".

Jura Traferri.png
El senador justicialista por San Lorenzo, Armando Traferri, durante la jura.
El senador justicialista por San Lorenzo, Armando Traferri, durante la jura.

"En lo que respecta al senador (Hugo) Rasetto, hasta ayer pertenecía al bloque de Cambiemos, hoy no sé a qué bloque pertenece y será una cuestión que tendrá que decidir", disparó para levantar sospechas sobre su acercamiento al perottismo y agregó: "En lo que respecta al bloque justicialista, ayer estuvimos reunidos, debatiendo, después se retiraron (en referencia al grupo de senadores que está con Calvo), y si hay algún senador que diga lo contrario que me desmienta, y nos quedamos solos. Esta mañana vinimos y había que cumplir con la obligación constitucional de presentar las comisiones y así lo estamos haciendo".

"Hay que saber tener tolerancia. Este es un Senado que se caracterizó por las democracias. Acá se respeta a las mayorías; acá nadie puede venir con intenciones de querer ocupar el lugar de prepo", le espetó Traferri a Lewandowski para darle la bienvenida a la política.

Una vez finalizada la sesión, el senador por Rosario intentó no romper relaciones con el grupo conformado por Traferri, Rubén Pirola, Raúl Gramajo, José Baucero, Guillermo Cornaglia y Osvaldo Sosa. "Yo siempre aspiro a que haya unidad y a que tengamos un bloque de 12", dijo Lewandowski.

Al ser consultado sobre las palabras de traferri, que lo acusó de haber faltado a la verdad, el legislador dijo: "Uno no puede seguir señalando. Uno se levanta cuando hay seis para un lado y seis para el otro y te dicen que está todo armado y que la votación la perdés 11 a 8. Yo insisto, apuesto al diálogo. Pretendíamos un cuarto intermedio para seguir hablando de las comisiones pero no se dio".

"Nadie es la voz de nadie. Yo no soy alguien a quien lo llevan de la oreja de un lugar para el otro. Pero en política uno tiene que darle al partido de donde viene las herramientas para gobernar. Eso es lo que pretendemos, pero uno ve el presupuesto armado con la oposición, determinadas leyes que condicionan económicamente al futuro gobierno, y una oposición que se está armando para dejar, no digo un campo minado, pero sí un campo complicado pensando que van a volver dentro de cuatro años y quieren complicar la gobernabilidad de este", criticó.

—Para usted, ¿Traferri está trabajando con esa oposición? –Preguntó UNO Santa Fe.

—Hoy la votación es seis justicialistas y cinco opositores. Esto es así. Esto es lo concreto, no hay hipótesis. Dentro de nuestro bloque eran seis posturas para un lado y seis para el otro. Yo me enteré esta mañana de cómo eran las comisiones y eso no puede pasar.

—Pero Traferri dice que usted se entera hoy porque ayer se levantó de la reunión y se fue.

—Pero porque estaba todo cocinado, por eso nos levantamos y nos fuimos. Yo quería estar en gestión y me dijeron que no; quise estar en otras comisiones y me dijeron que no.

Comisiones y mayorías

La composición de las diferentes comisiones es fundamental para aceitar el trabajo legislativo o para ponerle un cepo que lo trabe definitivamente. Tener mayoría en las comisiones –sobre todo en la de Presupuesto y en la de Asuntos Constitucionales, por donde inevitablemente pasan todas las leyes importantes– es la garantía de que los proyectos de leyes avancen y lleguen al recinto para ser aprobados por mayoría simple.

El gobernador electo hoy no tiene esa seguridad en la Cámara alta, que se suponía iba a ser en la que el oficialismo iba a tener mayoría. Hay tiempo para seguir negociando, pero hasta el momento Traferri consiguió consolidar un grupo de seis peronistas y tiene un muy buen vínculo con cinco radicales frentistas que le garantiza mantener el liderazgo en el Senado.

Pero para Perotti no son todas malas noticias. El rafaelino consiguió en las últimas contiendas en el recinto el acompañamiento de Rasetto, a quien ahora se le sumó Diana. De esa manera, y tal como ocurrió hoy, el oficialismo perdió 11 a 8. Pero eso no es perder por goleada.

Si el gobernador electo consigue alinear los planetas en el cosmos del Justicialismo y sostener a Rasetto o a Diana llegará a los dos tercios. De lo contrario deberá esforzarse por mantener a los dos radicales porque eso será la garantía de que la oposición no le va a poder imponer cualquier cosa sobre tablas con la mayoría agravada. Los dos tercios en el Senado es equivalente a 13 votos y Perotti les sacó a la oposición dos apoyos que pueden valer mucho durante los próximos cuatro años.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario